Domingo 1 Rabii' az Zani 1440 - 9 Diciembre 2018
Español

Recolectar donaciones para entregarles regalos a las familias pobres en Navidad.

Pregunta

En mi escuela es época navideña existe una tradición navideña. Todos lo años, un curso adopta una familia pobre para comprarles regalos, alimentos y para donarles dinero en Navidad. Desafortunadamente me he negado a donar dinero y alimentos por la siguiente razón: -Esto es por la Navidad, por lo tanto, cuando la familia adoptada reciba las donaciones, ellos dirán “Que Dios bendiga la Navidad”. ¿Hago bien al negarme a entregar las donaciones?

Texto de la respuesta

Alabado sea Allah.

Parece que usted se está refiriendo al nacimiento del Mesías (la paz descienda sobre él), una ocasión que los cristianos veneran y han adoptado como festejo. Los festejos de los cristianos son parte de su religión, y si los musulmanes veneran los festejos de los kufar expresando alegría entregando regalos, esto significa que los están imitando. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Aquel que imite a un pueblo es parte de él” Los musulmanes deben tener cuidado de no imitar a los kufar en sus festejos y seguir sus costumbres que sólo les pertenecen a ellos. Lo que usted hizo fue lo correcto cuando no aceptó recolectar las donaciones para las familias pobres durante la Navidad, por lo tanto continúe con esta actitud y aconseje a sus hermanos, y explíqueles que esta acción no está permitida, porque los musulmanes no tenemos festejos además de Eid al-Fitr y Eid al-Adhaa. Allah nos ha dado estos dos festejos y no necesitamos los festejos de los kafirs.

Escrito por el Sheik ‘Abd al-Rahmaan ibn Barraak.

Si nosotros los musulmanes queremos hacer donaciones, se las podemos dar a quienes realmente las merecen, y no debemos hacerlo específicamente durante los días de los festejos de los kafirs. Debemos hacerlo cuando exista la necesidad, y debemos hacer la mayor parte del bien y las mejores ocasiones como en Ramadán, y los primeros diez días del Dhu’l-Hiyyah, y otras ocasiones virtuosas en las que las recompensas se multiplican. También debemos hacerlo en momentos difíciles, como lo dice Allah (interpretación del significado):

“Le hemos dotado de dos ojos, De una lengua y dos labios. Y le aclaramos los dos senderos [el del bien y el del mal]. Pero nunca realizó una gran obra. ¿Y qué te hará comprender qué es una gran obra? Es liberar a un esclavo. Y alimentar en días de hambre al pariente huérfano, o al pobre desvalido. Por cierto que los creyentes que obran rectamente se recomiendan mutuamente ser pacientes [con lo que Allah ha decretado] y ser misericordiosos [con el prójimo]. Éstos son los bienaventurados.”

[al-Balad 90:11-18]

Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad.

Origen: Sheij Muhammad Salih Al-Munajjid

Enviar comentarios