Miércoles 6 Dhul Hiyyah 1445 - 12 Junio 2024
Español

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) y el establecimiento de la sociedad Islámica

Pregunta

؟Cَmo y con qué grado de éxito fue Muhammad (s.a.w) capaz de establecer una comunidad estable en Medina en el aٌo 632 DC?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Sin duda, la sociedad que estableciَ el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) en Medina fue un ejemplo de una sociedad estable y segura. Esto fue manifiestamente evidente desde el momento en que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él)  llegَ a Medina y comenzَ a formar el estado Islámico. La seguridad y la estabilidad de esta sociedad se debieron a diferentes razones y factores, incluyendo los siguientes: 

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) construyَ la mezquita en Medina tan pronto como llegَ al lugar, lo que ayudَ a establecer un centro donde las personas podían acudir cuando había una calamidad, y un lugar donde los musulmanes solían reunirse para encontrarse unos con otros y saber cَmo estaban, por lo tanto podían enterarse de quién estaba enfermo y visitarlo, asistir a los funerales de aquellos que fallecían, ayudar a los pobres y concertar matrimonios para los solteros.

Algunos de los hadices relacionados con el tema: 

Anas ibn Maalik (que Allah esté complacido con él) narrَ que cuando el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) llegَ a Medina, ordenَ construir una mezquita, y dijo: “Oh Banu Nayyaar, dígame el precio de éste, vuestro jardín”.  Ellos dijeron: “No por Allah, no buscaremos el precio excepto de Allah”. 

(Narrado por al-Bujari, 2622; Muslim, 524) 

Se dice que al-Bara’ ibn ‘Aazib dijo: “[El versículo] ‘y no elijáis lo deteriorado para dar caridad así como no lo tomaríais para vosotros mismos’ [2:267] fue revelado en cuanto a nosotros, los Ansaar. Solíamos tener palmeras. Un hombre traía  la cosecha de sus palmeras, ya sea poca o mucha.  Un hombre traía uno o dos manojos de dátiles y los colgaba en la mezquita.  Ahl al-Suffah – o de acuerdo con un informe de Ibn Maayah, los pobres entre los emigrados – no tenía alimentos, por lo tanto si uno tenía hambre iba y golpeaba el manojo con un palo, y los dátiles maduros y frescos caían y los comía. Pero había algunas personas poco caritativas que traían un manojo de dátiles que contenía dátiles podridos o secos, o un manojo que estaba daٌado, y lo colgaban. Entonces Allah revelَ las palabras (interpretaciَn del significado):

“. ،Oh, creyentes! Dad en caridad parte de lo hayáis ganado y de lo que os hemos hecho brotar de la tierra, y no elijáis lo deteriorado para dar caridad así como no lo tomaríais para vosotros mismos, a menos que convinieres en ello; y sabed que Allah es Opulento, Loable.” [2:267]

El Profeta dijo: “Si alguno de ustedes tuviera que recibir algo como lo que ellos dieron, no lo aceptaría a menos que lo hiciera con los ojos cerrados, o por timidez.”  Dijo también: “Después de eso, cada uno de nosotros traería sَlo los mejores dátiles que tenía.” 

Narrado por al-Tirmidhi, 2987; Ibn Maayah, 1822. Clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Tirmidhi, 2389.  

Segundo: 

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) estableciَ la hermandad entre los Muhaayirin (los emigrantes que habían venido de Makkah) y los Ansaar (ayudantes o socorredores, los musulmanes de Medina). Esta acciَn fortaleciَ los lazos entre los miembros de la sociedad de Medina de una manera nunca antes vista.  El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él) estableciَ lazos de hermandad entre los no árabes y los árabes, entre los hombres libres y los siervos, entre la gente de Quraysh y miembros de otras tribus. Por lo tanto, la sociedad se convirtiَ en una entidad, luego de lo cual no fue sorprendente que un ansaar le pidiera a un emigrado que tomara la mitad de su riqueza, o que un emigrado heredara de un Ansaar, como consecuencia de la solidez de los lazos entre ellos.  Luego la herencia entre ellos fue abrogada en el versículo sobre la herencia, pero los ansaar fueron alentados a legarles algo a ellos. Era una sociedad ejemplar. 

Algunos de los hadices con respecto a eso: 

1 – Se narra que ‘Abd al-Rahmaan ibn ‘Awf (que Allah esté complacido con él) dijo: “Cuando llegué la Medina, el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él)  estableciَ lazos de hermandad entre Sa’d ibn al-Rabi’ y yo”. Sa’d ibn al-Rabi’ dijo: “Soy el más rico de los ansaar, por lo tanto le daré la mitad de mi riqueza, y elige una de mis esposas.  Me divorciaré de ella por ti, y cuando sea lícita, puedes casarte con ella”.  ‘Abd al-Rahmaan le dijo: “No necesito eso, ؟existe algْn mercado donde la gente comercie?”.  él respondiَ: “El mercado de Qaynuqaa’”.  Por lo tanto al día siguiente ‘Abd al-Rahmaan fue allí y comprَ requesَn y grasa, e hizo lo mismo el día siguiente. Al poco tiempo ‘Abd al-Rahmaan llegَ perfumado.  El Mensajero de Allah  (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él)  dijo: “؟Te has casado?”.  él respondiَ: “Sí”.  él le preguntَ: “؟Con quién?”. él dijo: “Una mujer de los ansaar”.  él le preguntَ: “؟Cuánto fue la dote que le entregaste?”.  él respondiَ: “Un trozo de oro igual en peso al carozo de un dátil (o un carozo de dátil de oro)”.  El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén sobre él)  le dijo: “Haz una fiesta de casamiento (walimah), aunque sea ofreciendo una oveja”. 

Narrado por al-Bujari, 1943. 

2 – Ibn ‘Abbaas (que Allah esté complacido con él) narrَ que cuando los emigrantes llegaron a Medina, los emigrantes heredaban de los ansaar excluyendo a los propios parientes del Ansaar, por los lazos de hermandad que el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él)  había establecido entre ellos. Cuando se revelَ el versículo “A cada uno lo hemos designado heredero de lo que dejen sus padres y sus parientes más cercanos.” [4:33] ésto se derogَ. Y la frase “Y a aquellos con quienes hayáis concertado algْn pacto, dadles su parte.” [4:33] se relaciona con la obligaciَn de ayudar, apoyar y aconsejarse mutuamente.  Por lo tanto los derechos de herencia entre ellos ya no se aplican, pero se puede legar el uno al otro.

Narrado por al-Bujari, 2170.  

Tercero: 

Zakaah se tornَ obligatorio en el segundo aٌo de la Hégira, lo que igualَ más a ricos y pobres, y aumentَ la cohesiَn en la sociedad de la Medina, y los lazos de hermandad se volvieron más fuertes por amor a Allah.  De hecho, el tema avanzَ hasta incluir la caridad voluntaria.

Se narra que Anas ibn Maalik (que Allah esté complacido con él) dijo: “Abu Talhah era el más rico de los Ansaar en Medina en lo que respecta a palmeras, y lo más preciado de su riqueza para él era el jardín de Bayraha, que estaba frente a la mezquita.  El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él)  solía entrar y tomar el agua fresca que se encontraba allí.  Anas dijo: Cuando fue revelado el versículo: “No alcanzaréis la piedad verdaderamente hasta que no deis [en caridad] de lo que amáis” [3:92], Abu Talhah se puso de pie y fue hacia el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él)  y dijo: “Oh Mensajero de Allah, Allah dice: ‘No alcanzaréis la piedad verdaderamente hasta que no deis [en caridad] de lo que amáis’ y mi posesiَn más preciada es el Bayraha”. Lo entrego en caridad por el amor de Allah, esperando obtener recompensa en Allah, por lo tanto me deshago de él, Oh Mensajero de Allah, como Allah te muestre. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “Bien hecho, es un acuerdo redituable.  He oído lo que ha dicho y creo que debes distribuirlo entre sus parientes”.  Abu Talhah dijo: “Lo haré, Oh Mensajero de Allah”, y lo distribuyَ entre sus parientes y los hijos de sus tíos paternos.

Narrado por al-Bujari, 1392; Muslim, 998 

Las seٌales de armonía aparecieron entre los musulmanes de Medina, y los emigrantes reconocieron los derechos que los hermanos ansaar tenían sobre ellos.  Existen varios hadices en cuanto a esto, incluyendo los siguientes:

Se dice que Anas dijo: Cuando el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él)  llegَ a la Medina, los emigrantes se acercaron a él y le dijeron: “Oh Mensajero de Allah, nunca hemos visto personas más generosas cuando tienen los medios y más dispuestas a ayudar cuando tienen un poco más entre las personas entre las que nos hemos asentado.  Se han preocupado por nosotros y nos han dejado unirnos a ellos y compartir todas las ocasiones alegres, hasta tal punto que tememos que obtengan toda la recompensa”.  El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él)  dijo: “No mientras oren por ellos y los elogien”. 

Narrado por al-Tirmidhi, 2487; clasificado como sahih por al-Albaani en su libro Sahih al-Tirmidhi, 2020.

Allah generَ amor en los corazones de los habitantes de Medina, y el amor por Allah fue uno de los símbolos de las personas que Allah les encomendَ ser e hizo una de las seٌales de la perfecta paz.

Anas (que Allah esté complacido con él) dijo que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él)  dijo: “Ninguno de vosotros verdaderamente creerá hasta que anhele para su hermano lo que anhela para sí mismo”. 

Narrado por al-Bujari, 13; Muslim, 45. 

Se narra que al-Nu’maan ibn Bashir dijo: El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean sobre él)  dijo: “Los creyentes, en su misericordia, amor y compasiَn mutua, son como un (solo) cuerpo; si una parte está dolorida, el resto del cuerpo se unirá a él permaneciendo despierto y sufriendo fiebre”. 

Narrado por al-Bujari, 5665; Muslim, 2586.

Origen: Islam Q&A