Domingo 10 Rabii' al Awal 1440 - 18 Noviembre 2018
Español

Burlándose de los innovadores

9057

Fecha de publicación : 09-07-2010

Vistas : 3164

Pregunta

Yo sé que burlarse de la Sunnah o de algo que sea parte del Islam convierte a la persona e incrédula. Pero, ¿qué pasa si alguien se burla de las creencias de los innovadores? Por ejemplo, un musulmán hace bromas a sus amigos cuando llega el tiempo del salat, tomándose a broma a los muryi’ah (secta): “Ah, nosotros no tenemos que rezar… está en tu corazón, ¿recuerdas?”, pero él reza, entendiendo que esta fue una broma para mostrar la ridiculez de las creencias de los muryi’ah. Yo sé que esa forma de hablar en falso es un pecado, aún en broma, pero esto, el ejemplo que dí, es una forma mayor de incredulidad, porque la broma implica burlarse de una parte del Islam, aunque su meta era burlarse de la innovación, y no del Islam. ¿Cuál es su opinión?

Texto de la respuesta

 Alabado sea Allah.

 Burlarse de los incrédulos por su incredulidad, o de los innovadores por sus innovaciones, es permisible, porque ellos no gozan de ninguna santidad o protección en sus pecados y extravíos, porque ellos consideran permisible lo que Allah ha prohibido. Pero esto es en tanto y en cuanto la burla no vaya más allá del marco de la dignidad y la verdad, y que no sea adoptado como un hábito, y que la broma nos quite la seriedad. Pero contra lo que estamos advirtiendo, es que se ha convertido en un hábito para muchos musulmanes.

 Si uno está burlándose de ellos, debe ser por ir contra la Sunnah, no por sus diferentes maneras de vestir, caminar, etc.

 Pero, ¿esto es un pecado?

 El punto de vista correcto es que no es un pecado, sino que es algo permisible hablar y bromear sobre las innovaciones. El hecho de que el pecado del que nos estamos burlando no constituya un acto de incredulidad (kufr) que coloque a la persona fuera de la comunidad musulmana, lo convierte aún en más apropiado para hacer bromas acerca de sus pecados, porque al abandonar la verdad y seguir algo falso, ellos se ha burlado de la santidad del Mensaje de Allah.

 Al-Laalakái narró, con varias cadenas de transmisión, algunos reportes de los sálaf sobre esto:

- Narró de al-A’mash que Ibrahím dijo: “No hay ghibah (maledicencia) sobre quienes siguen innovaciones”.

- Narró que al-Hásan al-Basri dijo: “Hay tres personas que no tienen protección contra la maledicencia, y uno de ellos es quien sigue innovaciones y exagera sobre ellas”.

- Narró que Kázir Abu Sáhl dijo: “Se dice que no hay santidad para quienes siguen sus caprichos y deseos”.

 I’tiqád Ahl Sunnah, 1/140.

 El ejemplo que mencionas en la pregunta, sobre decir “Ah, nosotros no debemos rezar, está en tu corazón, ¿recuerdas?”, decir esto no constituye incredulidad, porque quien dice esto no está intentando burlarse de la oración, sino de las palabras y creencias que van contra la ley islámica, y mostrar su ridiculez y falsedad.

 El punto es que tomarse a broma las cosas que los innovadores dicen no es haram, y no constituye un acto de incredulidad.

 Pero no debemos animar a los musulmanes a denunciar a los innovadores a través de la burla, sino que debemos debatir con ellos de la mejor manera. Nuestro interés al debatir con ellos debe ser guiarlos al Camino Recto. Allah dijo (traducción del significado):

 “Y habladle cortésmente, para que así recapacite o tema a Allah y se arrepienta” (Ta Ha 20:44).

 Y Allah sabe más.

Enviar comentarios