Viernes 13 Sha'ban 1445 - 23 Febrero 2024
Español

Al Mala’ikah (los ángeles)

Pregunta

¿Cuál es la función, apariencia, forma y poderes que tienen los ángeles?

Alabado sea Dios.

La creencia en los ángeles es uno de los seis pilares de la fe, sin la cual no hay imán. Quien no crea en alguno de estos pilares no es un creyente (mu’min). Estos pilares son: la creencia en Al-lah, en Sus ángeles, Sus libros, Sus mensajeros, el Último Día, y la predestinación, tanto agradable como desagradable, que proviene de Al-lah. 

Los ángeles son parte del mundo de lo oculto que no podemos comprender. Al-lah nos ha informado sobre eso en varios pasajes del Corán y a través de Su Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él). A continuación, presentaremos relatos auténticos sobre los ángeles, que, in sha Al-lah, le harán apreciar la grandeza del Creador y de esta religión: 

¿De qué fueron creados? 

Fueron creados de luz, tal como ‘Aishah reportó: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “Los ángeles fueron creados de la luz, los yinn fueron creados del fuego sin humo, y Adán fue creado de aquello que les ha sido descrito” (registrado por Muslim, 2996).

¿Cuándo fueron creados? 

No tenemos un conocimiento preciso de cuándo fueron creados, porque no hay ningún texto que nos indique esto, pero con seguridad fueron creados antes que la humanidad, porque en el Corán dice (lo que se interpreta así en español): {Y cuando tu Señor les dijo a los ángeles: He de establecer una generación tras otra [de hombres] en la Tierra} [Corán 2:30]. El hecho de que Al-lah les haya contado sobre Su intención de crear al hombre, indica que ya existían.  

Su gran tamaño

Al-lah dice sobre los ángeles del Infierno: {¡Oh, creyentes! Protéjanse a sí mismos y a sus familias del Fuego [del Infierno], cuyo combustible serán los seres humanos y las piedras, y en el que habrá ángeles rigurosos y severos que no desobedecen a Al-lah en lo que Él les ordena, sino que ejecutan Sus órdenes} [Corán 66:6].

El más grande de los ángeles es Yibril (Gabriel) (la paz esté con él), quien fue descrito en el siguiente relato de ‘Abdul-lah Ibn Mas‘ud, quien dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) vio a Yibril en su forma verdadera. Tenía seiscientas alas que cubrían el horizonte. De sus alas caían joyas, perlas y rubíes; solamente Al-lah sabe sobre ellas” (fue registrado por Ahmad en Al Musnad, e Ibn Kazir dijo en Al Bidayah [1/47] que su isnad es yaied).

 El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo, describiendo a Yibril: “Vi a Yibril descendiendo del cielo, y su gran tamaño llenaba el espacio entre el cielo y la tierra” (registrado por Muslim, 177). 

Entre los grandes ángeles se encuentran aquellos que llevan el Trono (de Al-lah), quienes son descritos en el siguiente relato de Yabir Ibn ‘Abdul-lah: “Dijo el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él): ‘Me han dado permiso para hablar sobre uno de los ángeles de Al-lah que lleva el Trono. La distancia entre los lóbulos de sus orejas y sus hombros equivale a un viaje de setecientos años’” (Sunan Abi Dawud, Kitab As-Sunnah, Bab fi’l Yahmiah). 

Tienen alas

 Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Alabado sea Al-lah, Originador de los cielos y la Tierra! Dispuso que los ángeles fuesen Sus enviados [para transmitir Sus órdenes a los hombres], algunos dotados de dos alas, otros con tres o cuatro; aumenta en la creación [y en el poder] a quien Le place. Ciertamente Al-lah tiene poder sobre todas las cosas} [Corán 35:1].

Su belleza

Al-lah dijo en el Corán, al describir a Yibril (la paz sea con él, lo que se interpreta así en español): {(Lo que recita) no es sino una revelación que le ha sido transmitida y enseñada por el dotado de gran poder y dhu mirrah [fortaleza], así como de buena presencia (el ángel Gabriel), quien se mostró y permaneció (en su forma real) en lo más alto del horizonte} [Corán 53:5-6].

Ibn ‘Abbas dijo: “Dhu mirrah significa que tiene una hermosa apariencia”. Qatadah dijo: “Es alto y hermoso”. 

La idea de que los ángeles son hermosos está firmemente establecida en la mente de todas las personas, tanto que comparan a una mujer hermosa con un ángel, como las mujeres dijeron de Yusuf: {... Cuando lo vieron quedaron tan asombradas [por su belleza] que se cortaron la mano [por la distracción], y dijeron: “¡Dios nuestro! No es un ser humano, es un ángel hermoso”} [Corán 12:31].

Sus diferencias de tamaño y categoría 

Los ángeles no son de un solo tamaño o categoría, hay diferencias entre ellos tal como hay diferencias en su virtud. Los mejores son aquellos que estuvieron presentes en la batalla de Badr, como se afirma en el hadiz narrado por Mu‘adh Ibn Rifa‘ah Az-Zuraqi de su padre, quien había sido una de las personas presentes en Badr. Él dijo: “Yibril fue hacia el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y preguntó: ¿Cómo consideran a las personas que estuvieron presentes en Badr?’. Él dijo: ‘Son los mejores musulmanes’, o algo similar. [Yibril] dijo: ‘Así es como consideramos a los ángeles que estuvieron presentes en Badr’” (registrado por Al Bujari, 3992). 

No comen ni toman 

Esto está indicado en la conversación entre Abraham, el “amigo” de Al-lah y los ángeles que lo visitaron. Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Y rápidamente se fue a preparar con su familia el mejor de sus terneros, y se los ofreció [asado]. Pero [al ver que no comían] les dijo: "¿Acaso no van a comer?", y sintió temor de ellos. Pero le dijeron: "No temas", y le albriciaron que tendría un hijo dotado de sabiduría} [51:26-28].

En otro pasaje, Al-lah dice (lo que se interpreta así en español): {Pero cuando observó que sus manos no lo tocaban [al ternero] sospechó de ellos y sintió temor, entonces le dijeron: "No temas, nosotros fuimos enviados al pueblo de Lot"} [Corán 11:70].

No se aburren ni se cansan de recordar y alabar a Al-lah

Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Lo glorifican noche y día, sin cesar} [21:20]. 

{Pero si se muestran soberbios, sepan que los que están próximos a su Señor Lo glorifican durante la noche y durante el día, y no se cansan de hacerlo} [41:38].

Su número 

Los ángeles son muy numerosos, y su número solo lo conoce Al-lah. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo al describir la Casa Muy Frecuentada (Al Bait Al Ma’mur) en el séptimo cielo: “Luego fui llevado a la Casa Muy Frecuentada: todos los días setenta mil ángeles la visitan y se van, y no vuelven jamás; y otro [grupo] llega luego de ellos” (registrado por Al Bujari, Fath, 3207). 

‘Abdul-lah dijo: “El Mensajero de Al-lah (paz y bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘El Infierno será traído ese día por setenta mil cadenas, las cuales serán tiradas por setenta mil ángeles’” (registrado por Muslim, 2842).  

Sus nombres 

Los ángeles tienen nombres pero solo conocemos los de unos pocos. Creemos en los nombres registrados en los textos del Corán y de la Sunnah, como parte de la creencia general en los ángeles. Entre los nombres de los ángeles que conocemos se encuentran:  

(1) Yibril (Gabriel) y (2) Mika’il (Miguel)

{Dile [¡oh, Muhammad!] a quien sea enemigo del ángel Gabriel, que él es quien descendió la revelación a tu corazón con la anuencia de Dios, confirmando los Mensajes anteriores, como guía y buena nueva para los creyentes. Quien sea enemigo de Dios, de Sus ángeles, de Sus Mensajeros, del ángel Gabriel y del ángel Miguel, que sepa que Dios es enemigo de los que rechazan el Mensaje} [Corán 2:97-98]

(3) Israfil

Abu Salamah Ibn ‘Abd Ar-Rahman Ibn ‘Awf, dijo: “Le pregunté a ‘Aishah, la Madre de los creyentes, sobre aquello con lo que el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) solía comenzar su rezo cuando se levantaba para rezar por la noche (qiam al lail); ella dijo: ‘Cuando él se levantaba para rezar por la noche, comenzaba su rezo (con las palabras): ‘Oh, Al-lah, Señor de Yibril, Mika’il e Israfil, Creador del cielo y la tierra, Conocedor de lo Oculto y de lo visible, Tú eres el Juez de los asuntos en los cuales Tus siervos difieren, guíame con respecto a los asuntos en disputa con la verdad, con Tu permiso, porque Tú guías a quien quieres al camino correcto’” (registrado por Muslim, 270). 

(4) Malik

(5) Es el Cuidador del Infierno, como Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Y clamarán: "¡Oh, Málik! Que tu Señor acabe con nosotros [y así dejemos de sufrir]". Pero él les responderá: "Han de permanecer allí por toda la eternidad"} [43:77].

(5) Munkar y (6) Nakir

De Abu Hurairah, quien dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Cuando el difunto es enterrado (o dijo: cuando uno de ustedes es enterrado), vienen a él dos ángeles azules/negros, uno de los cuales se llama Munkar y el otro Nakir. Le preguntan: ‘¿Qué solías decir sobre este hombre?’, y él dice lo que solía decir: ‘Él es el siervo y Mensajero de Al-lah. Soy testigo de que no hay otro dios más que Al-lah y que Muhammad es el siervo y Mensajero de Al-lah’. Ellos dicen: ‘Sabíamos de antemano que solías decir esto’. Entonces su tumba se ensanchará para él hasta un tamaño de setenta codos por setenta codos y se iluminará. Luego le dirán: ‘Duerme’. Él dirá: ‘Vuelvan con mi familia e infórmenles’. Ellos le responderán: ‘Duerme como un novio a quien nadie despertará excepto su amada, hasta que Al-lah lo levante’. Si (el muerto) fuera un hipócrita, dirá: ‘Escuché a la gente decir algo entonces dije algo similar; no sé’. Ellos dirán: ‘Sabíamos de antemano que solías decir esto’. Se le dirá a la tierra que lo apriete, para que sea aplastado hasta que sus costillas se hundan unas en otras, y permanecerá de ese modo hasta que Al-lah lo resucite’” (registrado por At-Tirmidhi, 1071. Abu ‘Isa dijo: Es un hadiz hasan gharib. Es considerado hasan en el libro Sahih Al Yami’, 724). 

(7) Harút y (8) Marút 

Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {... Sepan que Salomón no cayó en la incredulidad sino que fueron los demonios quienes enseñaban a la gente la hechicería y la magia que transmitieron los ángeles Harút y Marút en Babilonia. Ellos no le enseñaban a nadie sin antes advertirle: "Nosotros somos una tentación, no caigan en la incredulidad"...} [2:102].  

Sus poderes 

Los ángeles tienen grandes poderes que les fueron otorgados por Al-lah, incluyendo los siguientes: 

La habilidad de tomar diferentes formas. Al-lah les ha dado a los ángeles la habilidad de tomar formas distintas a las suyas. Al-lah envió a Yibril a Mariam (María) en la forma de un hombre, como Al-lah dice en el Corán: {y puso un velo para apartarse de la vista de los hombres de su pueblo. Entonces le envié a Mi ángel, quien se le presentó con forma humana} [19:17].

Los ángeles visitaron a Abraham en forma de humanos, y él no supo que eran ángeles hasta que ellos se lo dijeron. De manera similar, los ángeles visitaron a Lut en forma de jóvenes con rostros hermosos. Yibril solía visitar al Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) en diferentes formas: algunas veces aparecería en la forma de Dihiah Al Kalbi, de un sahabi que era muy apuesto, y a veces en la forma de un beduino. Los sahabah lo vieron con forma humana, como fue registrado en el hadiz de ‘Umar Ibn Al Jattab en ambos Sahih. ‘Umar Ibn Al Jattab relató: “Un día, estábamos sentados [en la mezquita] con el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y se presentó ante nosotros un hombre con vestimentas de resplandeciente blancura y cabellos intensamente negros, no evidenciaba señales de viaje, y ninguno de nosotros lo conocía. Se sentó frente al Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), apoyando sus rodillas con las rodillas del Profeta y poniendo sus manos sobre los muslos del Profeta, y dijo: ‘¡Oh, Muhammad! Infórmame acerca del Islam’. Entonces, el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) le dijo: ‘El Islam consiste en que atestigües que nada ni nadie tiene derecho de ser adorado excepto Al-lah y que Muhammad es el Mensajero de Al-lah; que hagas la oración prescrita, pagues el Zakat, ayunes el mes de Ramadán y peregrines a la Casa Sagrada [La Meca] si cuentas con los medios para hacerlo’. Y el hombre exclamó: ‘¡Has dicho la verdad!’. Entonces nos sorprendimos de que preguntara y confirmara la veracidad de la respuesta. Luego, el hombre añadió: ‘Infórmame acerca del Imán [la fe]’. Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Consiste en que creas en Al-lah, en Sus ángeles, en Sus Libros, en Sus Mensajeros, en el Día del Juicio Final y en el decreto divino, sea agradable o desagradable’. Y el hombre exclamó: ‘¡Has dicho la verdad!’. Y dijo: ‘Infórmame acerca del Ihsan [el grado más alto de la fe]’. Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) respondió: ‘Consiste en que adores a Al-lah como si Lo estuvieses viendo, pues aunque no puedas verlo, Él sí te está observando’. El hombre preguntó: ‘Infórmame cuándo sobrevendrá el Último Día’. Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) respondió: ‘El preguntado no sabe, acerca de ello, más que quien pregunta’. Finalmente, el hombre dijo: ‘Infórmame entonces sobre sus signos [o señales que indican su proximidad]’. Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) respondió: ‘La esclava dará a luz a su ama, y los descalzos y desamparados pastores de ovejas competirán en la construcción de altos edificios’. Luego, el hombre se marchó, y yo permanecí [en el mismo lugar] un largo rato. Más tarde el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) me dijo: ‘Umar, ¿sabes quién era el que preguntaba?’. Y yo respondí: ‘Al-lah y Su Mensajero saben mejor’. Y él (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) me dijo: ‘Era el ángel Gabriel que vino para enseñarles su religión’” (Sahih Muslim, 8). 

Muchos otros hadices se refieren a los ángeles que toman forma humana, tal como el hadiz sobre aquel que asesinó a cien en el cual dice “... un ángel fue hacia ellos con forma humana...”, y el hadiz sobre el hombre ciego, el hombre calvo y el leproso. 

Su velocidad 

La mayor velocidad conocida entre los hombres es la velocidad de la luz; los ángeles pueden viajar más rápido que eso. Prácticamente, nadie que le hubiera hecho una pregunta al Profeta llegó a completarla antes de que Yibril trajese la respuesta de Al-lah. 

Sus tareas 

Entre los ángeles está uno cuya tarea era transmitir la revelación de Al-lah a Sus Profetas: Ar-Ruh Al Amin, Yibril, que la paz sea con él. Al-lah dice en el Corán: {Dile [¡oh, Muhammad!] a quien sea enemigo del ángel Gabriel, que él es quien descendió la revelación a tu corazón con la anuencia de Al-lah, confirmando los Mensajes anteriores, como guía y buena nueva para los creyentes} [2:97]. 

{Descendió con él el Espíritu Leal [el ángel Gabriel], y lo grabó en tu corazón [¡oh, Muhammad!] para que seas uno de los que advierten [a su pueblo]} [26:193-194]

Otro es responsable de la lluvia, y la dirige a donde Al-lah lo desea. Este es Mika’il (la paz sea con él). Tiene ayudantes, que hacen lo que él les dice, por el mandamiento de Al-lah; dirigen los vientos y las nubes, como Al-lah lo desea. 

Otro es responsable de hacer sonar la Trompeta; Israfil la hará sonar al comienzo de la Hora del Día del Juicio. 

Otros son responsables de llevarse las almas de las personas: este es el ángel de la muerte y sus ayudantes. Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Diles: "Tomará sus almas el ángel de la muerte, que fue encargado para ello, y luego comparecerán ante su Señor"} [32:11] No hay evidencia en ningún hadiz sahih de que su nombre sea ‘Azra’il. 

Otros son responsables de proteger al siervo durante su vida, cuando permanece en su casa y cuando viaja, cuando está dormido y cuando está despierto. Estos son los “ángeles que guardan por delante y por detrás” respecto de los cuales Al-lah dice (lo que se interpreta así en español): {[Ante Al-lah] es igual que digan algo en secreto o en público, que se oculten de noche o se muestren de día. El [ser humano] tiene [ángeles] guardianes por delante y por detrás, que lo protegen por orden de Al-lah. Sepan que Al-lah no cambia la condición de un pueblo hasta que ellos no cambien lo que hay en sí mismos. Pero si Al-lah decreta el castigo para un pueblo, no existe nada que lo pueda impedir, y no encontrarán fuera de Él protector alguno} [Corán 13:10-11]. 

Otros son responsables de tomar nota de las acciones del hombre, buenas y malas. Estos son “los nobles escribas” (kiraman katibin) y a ellas se refiere la aleya coránica (que se interpreta así en español): {Él tiene total dominio sobre Sus siervos. Les envía ángeles custodios hasta que, cuando les llega la muerte, los ángeles toman sus almas y no pasan por alto a nadie} [6:61].

{Él tiene total dominio sobre Sus siervos. Les envía ángeles custodios hasta que, cuando les llega la muerte, los ángeles toman sus almas y no pasan por alto a nadie} [43:80] 

“Dos ángeles registran sus obras, uno a la derecha y otro a la izquierda”

{[Sabe que] dos ángeles escriben todas sus obras, sentados uno a su derecha y el otro a su izquierda, no pronuncia palabra alguna sin que a su lado esté presente un ángel observador que la registre} [50:17-18] 

{Hay ángeles que registran sus obras, nobles escribas} [82:10-11]

Otros son responsables de evaluar a las personas en sus tumbas. Estos son Munkar y Nakir. Abu Hurairah dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Cuando el difunto es enterrado (o dijo: cuando alguno de ustedes es enterrado), vienen a él dos ángeles azules/negros, uno de los cuales se llama Munkar y el otro Nakir. Le preguntan, ¿Qué solías decir sobre este hombre?’...” [este hadiz se ha citado anteriormente en toda su extensión].

Algunos de ellos son cuidadores del Paraíso. Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Pero quienes hayan tenido temor de su Señor, serán conducidos al Paraíso en grupos, y cuando lleguen a él, serán abiertas sus puertas y sus [ángeles] guardianes les dirán: "Con ustedes sea la paz, bienvenidos. Ingresen en él por toda la eternidad"} [39:73].

Algunos de ellos son cuidadores del Infierno, los “guardianes del Infierno”, su número es diecinueve y su líder es Malik (la paz sea con él). Al-lah dice en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Los que se negaron a creer serán arriados en grupos hacia el Infierno, y cuando lleguen a él, serán abiertas sus puertas y sus [ángeles] guardianes les dirán: "¿Acaso no se les presentaron Mensajeros que les transmitieron los signos de su Señor, y les advirtieron sobre la comparecencia de este día?" Responderán: "¡Sí! Pero [debido a que los desmentimos] se cumplirá el designio de Al-lah de castigar a los incrédulos"} [39:71]. 

{Que pida auxilio a sus secuaces, que llamaré a los ángeles guardianes del Infierno} [96:17-18] 

{¿Y qué te hará comprender lo que es el fuego del Infierno? [Es un fuego que] no deja nada sin quemar ni cesa jamás. Abrasa la piel. Hay diecinueve [ángeles] que lo custodian. Decreté que los guardianes del Infierno fueran ángeles, y dispuse ese número para probar a los que rechazan la verdad, también para que la Gente del Libro se convenzan y crean, y para que los creyentes fortifiquen su fe y no les queden dudas a ellos ni a la Gente del Libro. También para que aquellos cuyos corazones están enfermos [de duda e hipocresía] y los que niegan la fe se pregunten: "¿Qué es lo que quiere demostrar Al-lah con este ejemplo?" Así es como Al-lah extravía a quien quiere [extraviarse] y guía a quien quiere [guiarse]. Solo Él conoce a todos los que sirven Su causa. Todo esto es motivo de reflexión para la humanidad} [74:27-31]

{Y clamarán: "¡Oh, Málik! Que tu Señor acabe con nosotros [y así dejemos de sufrir]". Pero él les responderá: "Han de permanecer allí por toda la eternidad"} [43:77]

Uno de los ángeles es responsable del embrión en el útero, como es mencionado en el hadiz de Ibn Mas’ud (que Al-lah esté complacido con él), quien dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), cuya sinceridad está confirmada, dijo: ‘Cuando son concebidos en el vientre materno, primero son un huevo por cuarenta días, luego un embrión por un período de tiempo similar y, finalmente, se convierten es un conjunto de tejidos en proceso de diferenciación, también por un período similar. Luego de ello, Al-lah envía un ángel para que sople en ustedes el espíritu y al que le ordena escribir cuatro asuntos que Él decreta para ustedes: su sustento, sus actos, el plazo de su vida y si serán desdichados [destinados al Infierno] o felices [destinados al Paraíso]. Juro por Quien es el único que tiene derecho a ser adorado, que podrán obrar como lo hace la gente del Paraíso hasta que no haya más que un brazo de distancia para llegar a él, pero si fue escrito que morarán en el Infierno, ese decreto prevalecerá haciéndolos obrar en ese momento como lo hace la gente del Infierno y entonces ingresarán en él. Y podrán obrar como lo hace la gente del Infierno hasta que no haya más que un brazo de distancia para llegar a él, pero si fue escrito que morarán en el Paraíso, ese decreto prevalecerá haciéndolos obrar en ese momento como lo hace la gente del Paraíso y entonces ingresarán en él” (registrado por Al Bujari, Al Fath, 3208; y por Muslim, 2643). 

Algunos ángeles cargan el Trono de Al-lah, como Él describe en el Corán (lo que se interpreta así en español): {Los [ángeles] que portan el Trono, y los que están a su alrededor, glorifican con alabanzas a su Señor, creen en Él y piden el perdón para los creyentes diciendo: "¡Señor nuestro! Tú lo abarcas todo con Tu misericordia y sabiduría. Perdona a quienes se arrepienten y siguen Tu camino, y presérvalos del castigo del Fuego} [40:7].

Algunos de los ángeles viajan alrededor del mundo buscando reuniones donde se hace dhikr (recuerdo de Al-lah). Abu Hurairah dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Al-lah, Bendito y Exaltado, tiene ángeles que viajan en las alturas buscando a las personas de dhikr. Cuando encuentran personas que están recordando a Al-lah, Poderoso y Majestuoso, se llaman unos a otros: ‘¡Vengan por aquello que están sedientos!’, y los envuelven con sus alas, extendiéndose hasta el cielo más bajo. Su Señor les pregunta, y Él sabe más que ellos: ‘¿Qué están diciendo Mis siervos?’ Ellos dicen: ‘Están glorificándote, magnificándote, alabándote y encomiándote’. Entonces pregunta: ‘¿Acaso me han visto?’. Ellos dicen: ‘No, no Te han visto”. Él pregunta: ‘¿Y cómo sería si me vieran?’. Ellos dicen: ‘Serían aún más fervientes y devotos en sus alabanzas y adoraciones”. Él pregunta: ‘¿Qué Me están pidiendo?’. Ellos dicen: ‘Te piden el Paraíso’. Él pregunta: ‘¿Y lo han visto?’ Ellos dicen: ‘No, oh, Señor no lo han visto’. Él pregunta: ‘¿Y cómo sería si lo vieran?’. Ellos dicen: ‘Estarían aún más entusiastas y Te rogarían aún más fervientemente”. Él pregunta: ‘¿De qué quieren que los proteja?’. Ellos dicen: ‘Del fuego del Infierno’. Él pregunta: ‘¿Lo han visto?’. Ellos dicen: ‘No, no lo han visto’. Él pregunta: ‘¿Y cómo sería si lo vieran?’. Ellos dicen: ‘Estarían aún más temerosos y ansiosos de escapar’. Al-lah dice: ‘Sean Mis testigos de que los he perdonado’. Uno de los ángeles dice: ‘Tal y tal no es realmente uno de ellos; él vino (a la agrupación) por otra razón’. Al-lah dice: ‘Estaban todos en el grupo, y ninguno de ellos será excluido (del perdón)” (registrado por Al Bujari, Al Fath, 6408). 

Algunos de ellos son responsables de las montañas  

‘Aishah (que Al-lah esté complacido con ella) le preguntó al Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él): “¿Alguna vez te has enfrentado a un día más difícil que el día de Uhud?”. Dijo: “Sufrí en las manos de tu gente, y lo peor ha sido lo que sufrí de sus manos en el día de ‘Aqabah. Ahí fue cuando llamé a Ibn ‘Abd Yalail Ibn ‘Abd Al Kalal al Islam, y él no respondió. Me fui, sintiéndome deprimido y prácticamente sin saber a dónde iba. No me recuperé hasta que me encontré a mí mismo en Qarn Az-Za’alib. Levanté mi cabeza y vi que una nube me hacía sombra, miré y vi a Yibril en la nube. Me llamó y me dijo: ‘Al-lah ha escuchado lo que tu gente dijo y cómo te respondieron. Ha enviado al ángel de las montañas para que le digas lo que quieras que haga’. El ángel de las montañas me llamó y me saludó, luego dijo: ‘Oh, Muhammad, dime qué quieres que haga. Si quieres, puedo aplastarlos entre estas dos montañas’”. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “Todo lo que espero es que Al-lah saque de su descendencia gente que lo adoren solo a Él y que no Le asocien nada ni nadie” (registrado por Al Bujari, Fath, 3231).

Algunos de ellos visitan la Casa Muy Frecuentada (Al Bait Al Ma‘mur). En el extenso hadiz que describe el Isra’ y el Mi’ray (el viaje nocturno y el ascenso al cielo), el Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “Luego fui llevado a la Casa Muy Frecuentada; todos los días setenta mil ángeles la visitan y se van, y no vuelven jamás, y otro [grupo] llega luego de ellos”.  

También hay ángeles que se colocan en filas, nunca se cansan y nunca se sientan, y otros que hacen reverencias o se postran, y nunca levantan sus cabezas, como fue Registrado por Abu Dharr (que Al-lah esté complacido con él) quien dijo: “El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Yo veo lo que tú no ves y oigo lo que tú no oyes. El cielo hace un ruido similar a un rugido, y tiene derecho (o no es una sorpresa), porque no hay espacio en él del ancho de cuatro dedos, sin que haya un ángel colocando su frente en suyud (postración) para Al-lah. Por Al-lah, si tú supieras lo que yo sé, reirías poco y llorarías mucho, no disfrutarías tus relaciones con las mujeres y saldrías por la calle a rezarle a Al-lah’” (Sunan At-Tirmidhi, 2312).

Este es un resumen de las enseñanzas islámicas sobre los nobles ángeles de Al-lah. Le pedimos a Al-lah que nos haga creer en ellos y amarlos. Que Al-lah bendiga a nuestro Profeta Muhammad.

Y Al-lah sabe más.

Origen: Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid