Lunes 6 Sha'ban 1441 - 30 Marzo 2020
Español

Sobre cuál persona tiene prioridad para recibir caridad

Pregunta

¿A qué persona priorizamos para dar caridad si encontramos más de un mendigo discapacitado? (como nos sucedió los días de las fiestas del Sacrificio y de final de Ramadán).

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

Ayudar a los necesitados y dar caridad a los pobres es uno de los mejores actos de adoración y obediencia. Allah dice (interpretación del significado):

“Quienes hagan caridad con sus bienes materiales, de noche o de día, en privado o en público, su Señor los recompensará, y no sentirán temor ni tristeza.” [La Vaca 2: 274]

Cuanto mayor sea la necesidad de la persona pobre, más mustahab (recomendable) es dar caridad, porque satisfacer necesidades de otros y ayudar a las personas son algunas de las razones más importantes por las que se ha prescrito la caridad.

Fue narrado por ʻUmar ibn al-Jattáb (Allah esté complacido con él) que el Profeta (paz y bendiciones sean con él) dijo: “La mejor acción es hacer feliz al creyente, como cubrir su ‘aurah, satisfacer su hambre o sus necesidades”. Narrado por al-Tabaraani en al-Mu'yam al-Awsat, 5/202; clasificado como hasan por al-Albani en Sahih al-Targhíb, 2090.

El shéij Ibn ‘Uzaimín dijo:

Si se pregunta: ¿Cuál de estas ocho categorías merece más recibir fondos de zakah? Respondemos: la que más lo merece es aquella donde la necesidad es mayor porque todas cumplen con la descripción, pero se le debe dar prioridad a las personas cuya necesidad sea mayor. Por lo general, esto se cumple con los pobres, de ahí que Allah comenzó con ellos y dijo: (traducción del significado):

“El zakah debe ser distribuido entre los pobres, los menesterosos, los que trabajan en su recaudación y distribución, aquellos de los que se desea ganar sus corazones, la liberación de los prisioneros, los endeudados, la causa de Dios y el viajero insolvente. Esto es un deber prescrito por Dios, y Dios lo sabe todo, es Sabio.” [El arrepentimiento 9:60]. Fin de la cita.

Maymú’ Fatawa Ibn ‘Uzaimín, 18 / Pregunta No. 251.

Dice en al-Mausú‘ah al-Fiqhíyah (23/303):

Los que tienen derecho a recibir el zakah no están todos en iguales condiciones, hay diferencias. Los Málikis recomiendan que quien entregue el zakah priorice a quienes tienen situaciones más difíciles, y que les dé más que a las otras categorías. Fin de la cita.

Si una persona pobre o mendiga está inhabilitada para trabajar a causa de una enfermedad o alguna otra razón, se le debe dar caridad. Allah dijo (traducción del significado):

“[Den caridad a] los pobres que padecen necesidad [por dedicarse] a la causa de Dios y no pueden viajar por la tierra [para trabajar y ganar su sustento]. Quien ignora [la realidad de] su situación los cree  ricos, ya  que por dignidad no mendigan. Pero los reconocerás por su conducta, no piden inoportunamente.  Lo que sea que des en caridad, Dios lo sabe.” [La Vaca 2: 273]

Sa‘íd ibn Yubair dijo:

Estas son personas que fueron heridas en la lucha por la causa de Allah y ya son enfermos crónicos, por lo que se les da una parte de la riqueza de los musulmanes.

Al-Durr al-Manzúr, 2/89

En resumen, el criterio para definir a quién dar caridad radica en la necesidad. Si crees que un mendigo tiene más necesidad que otro debes darle caridad primero.

Si la cantidad que quieres dar en caridad es suficiente para satisfacer la necesidad de ambos, divídelo entre los dos, de lo contrario no cometes pecado si le das solamente a uno de los dos. En ese caso debes tratar de ocultarlo del otro, para que no sienta resentimiento o envidia.

Se le preguntó al Shéij Ibn Baaz (Allah tenga piedad de él): si un hombre da zakah sobre su riqueza, y es una cantidad pequeña como doscientos riyals, ¿es mejor para dárselo a una familia necesitada o dividirlo entre varias familias?

Respondió:

Si la cantidad de zakah es pequeña es mejor dársela a una familia necesitada, porque compartirla entre varias familias cuando es tan pequeña reducirá su beneficio. Fin de la cita.

Fatawa Ibn Baaz, 14/316

Y Dios sabe mejor.

Enviar comentarios