Martes 18 Muharram 1441 - 17 Septiembre 2019
Español

Reglas sobre el consumo de queso si se desconoce la fuente del cuajo

Pregunta

¿Cuál es la decisión sobre la presencia de cuajo en la mayoría de los quesos que compramos, cuando no sabemos de dónde se deriva?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

La sustancia que se usa en la preparación del queso se denomina cuajo. Se trata de una sustancia blanca amarillenta en un recipiente de piel que se extrae del estómago de un ternero o de un cordero. Un poco de eso se agrega a la leche, que se cuaja y se convierte en queso.

Ver al-Mawsu’ah al-Fiqhiyyah (5/155).

La decisión sobre el cuajo varía según el lugar de donde se tome. Si es de un animal que ha sido sacrificado de acuerdo con la shari’ah, entonces es puro y puede comerse. Si se toma de un animal que murió por causas naturales o de un animal que no fue sacrificado de acuerdo con la shari’ah, entonces hay una diferencia de opinión entre los fuqaha (juristas). La mayoría de los Malikis, Shafi’is y Hanbalis opinan que es nayis-impuro. Abu Hanifah y Ahmad, según el otro informe narrado de él, opinaron que es tahir. Esta es la opinión favorecida por el Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (que Allah tenga misericordia de él). Dijo en al-Fatawa (21/102): es más probable que su queso –refiriéndose a los zoroastrianos-, sea halal y que el cuajo de un animal muerto (uno que murió por causas naturales) y su leche sean tahir. Fin de la cita.

También dijo (35/154): Con respecto al queso que se elabora con su cuajo –o sea, de algunas de las sectas baatini que son consideradas como no musulmanes-, hay dos opiniones bien conocidas entre los eruditos, como en el caso de cuajo de animales muertos y cuajo de animales sacrificados por los Zoroastrianos y los Francos, de los cuales se dice que no matan al animal adecuadamente. El punto de vista de Abu Hanifah y de Ahmad según uno de los dos informes narrados de él es que este queso es permisible, porque el cuajo de los animales mortecinos es tahir según este punto de vista. La opinión de Malik y al-Shafi’i, y de Ahmad según el otro informe, es que este queso es nayis porque, en su opinión, el cuajo es nayis, porque la leche y el cuajo del animal mortecino son nayis. Si la carne sacrificada por una persona en particular no se puede comer, entonces la carne sacrificada por él es como carne mortecina. Aquellos que sostienen ambos puntos de vista citan como evidencia reportes que fueron narrados de los Sahabah. Quienes sostienen el primer punto de vista narran que los Sahabah comieron el queso de los zoroastrianos, y quienes sostienen el segundo punto de vista narran que comieron lo que pensaron que era queso producido por cristianos. Este tema está sujeto a iytihaad y una persona puede seguir la opinión del sheij al que pregunte. Fin de la cita.

Esta es la opinión correcta. Ya sea que conozca la fuente del cuajo y que provenga de un animal que haya sido sacrificado adecuadamente o de otra manera, o que no sepa, no hay nada de malo en comer queso que se haya hecho con él.

Y Allah sabe mejor.

Enviar comentarios