Sábado 9 Rabii' al Awal 1440 - 17 Noviembre 2018
Español

Es recomendable cambiar de lugar de rezo o conversar entre las oraciones obligatorias y las voluntarias

Pregunta

Si he ofrecido una oración obligatoria y luego quiero ofrecer una oración voluntaria, ¿es recomendable moverse a otro lugar para rezar, para que más de un lugar en la Tierra testifique a mi favor?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios 

Sí, es recomendable hacer una separación de tiempo y lugar entre las oraciones obligatorias y voluntarias, conversando o desplazándose a otro lugar. 

La mejor manera de hacerlo es moviéndose de lugar al ofrecer la oración voluntaria en la casa, porque la mejor oración que un hombre puede ofrecer es la oración que se ofrece en el hogar, aparte de las oraciones obligatorias, como se narró en un reporte auténtico del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él). La evidencia para hacer esto es el reporte narrado por Muslim en su obra Sahih (1463), donde se registró que Mo’áwiyah (que Dios esté complacido con él) dijo: “Cuando hayan rezado la oración comunitaria de los viernes, no hagan inmediatamente otra oración hasta que conversen o dejen la mezquita, porque el Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) nos enseñó a hacer eso”. 

El Imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo en su comentario sobre Sahih Muslim: 

“Esta es la prueba del punto de vista de nuestros compañeros (es decir, los juristas sháfi'is) que en el caso de la oración voluntaria, tanto las que se ofrecen regularmente (sunnahs) como las otras, es recomendable desplazarse del lugar donde se realizó la oración previa, y lo mejor es hacerlas en nuestra casa. O uno puede moverse a otro lugar en la mezquita, o dejarla y rezar en otra parte para aumentar el número de lugares en los que uno se ha postrado, y para separar la oración voluntaria de la obligatoria. Las palabras "hasta que hayan conversado" indican que la pausa entre las oraciones también se puede hacer conversando, pero hacerlo moviéndose de lugar es preferible por lo que hemos mencionado. Y Dios sabe más”. 

Abu Dawud (854) e Ibn Máyah (1417) registraron que Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) dijo que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: "¿Alguno de ustedes no es capaz, cuando reza, de dar un paso hacia delante o hacia atrás, o hacia la derecha o hacia la izquierda?", es decir, para ofrecer una oración voluntaria después de una oración obligatoria. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Sunan Ibn Máyah.

El shéij Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo en al-Fatáwa al-Kubra (2/359): “La Tradición Profética consiste en hacer una pausa entre las oraciones obligatorias y las voluntarias, tanto en el caso de la oración comunitaria de los viernes y en otras, ya que se ha demostrado en las dos obras de reportes más auténticos que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le dijo a la gente que no haga inmediatamente una oración después de otra, sino que las separe con una conversación o desplazándose de lugar. Así que no hay que hacer lo que mucha gente hace, cuando siguen el cierre de una oración inmediatamente con los dos módulos de la oración voluntaria, porque esto va en contra de la recomendación del Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él). La sabiduría detrás de esto es distinguir entre lo que es obligatorio y lo que no lo es, como también diferenciar entre lo que es culto religioso y lo que no lo es. Por eso, es recomendable apresurarse a romper el ayuno y retrasar el refrigerio de la madrugada, como también comer antes de la oración en el día de la Festividad del Sacrificio (‘Id al-Fítr), y por eso se desalienta el anticiparse al Ramadán ayunando uno o dos días antes de la llegada del mes. Todo esto tiene la finalidad de establecer límites claros entre lo que se ha ordenado y lo que no es obligatorio, y así sucede también con las oraciones”. Fin de la cita. 

Haciendo una pausa entre las oraciones obligatorias y las voluntarias, uno distingue más claramente la una de la otra. Algunos de los eruditos han mencionado otra razón, que es aumentar el número de lugares donde uno se ha postrado porque estos lugares serán un testimonio a favor del orante en el Día de la Resurrección, como se mencionó anteriormente en las palabras del Imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él). 

Ar-Ramli dijo en An-Nihaiat Muhtách (1/552): “Es parte de la Tradición Profética desplazarse con el fin de ofrecer una oración voluntaria luego de ofrecer una oración obligatoria, de tal manera de aumentar el número de lugares donde uno se ha postrado, porque estos lugares serán un testimonio a favor de uno y porque eso significa ocupar más espacios con el culto religioso. Y si uno no se mueve a otro lugar, entonces debería hacer una pausa conversando con alguien”. Fin de la cita. 

Y Dios sabe más.

Enviar comentarios