Viernes 8 Rabii' al Awal 1440 - 16 Noviembre 2018
Español

¿Qué es mejor para los musulmanes y las musulmanas que llegan a hacer la peregrinación menor durante el mes de Ramadán: rezar la oración del tarawih en el hotel o en el Templo?

Pregunta

Yo sé que es recomendable ofrecer las oraciones que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía hacer, como por ejemplo la oración nocturna (taháyyud) en casa, pero ¿qué si estamos visitando la ciudad de La Meca o Medina y nos estamos quedando en el hotel? ¿Cambian las normas? Es decir, ¿es mejor ofrecer las oraciones recomendables que son parte de la Tradición Profética en el cuarto del hotel o en el Templo? Con respecto a las mujeres para quienes es recomendable que ofrezcan las oraciones obligatorias en su casa, ¿qué pasa cuando mi familia viaja conmigo a Meca y Medina? ¿Es mejor que ellas ofrezcan las oraciones obligatorias en el hotel o en el Templo? ¿Se considera que estamos viajando, pues nos estamos quedando en el hotel?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

En primer lugar, los eruditos difieren sobre qué es preferible en el caso de las oraciones del tarawih: ¿es mejor que las ofrezcan en la mezquita en congregación o que las ofrezcan individualmente en su casa? Hay tres opiniones acerca de esto: 

1 – Que lo preferible es ofrecerlas en congregación en la mezquita. Esta es la opinión de los primeros hánafis, de Áhmad Ibn Hánbal y de la mayoría de sus compañeros. Hemos citado la evidencia presentada por quienes sostienen este punto de vista en la respuesta a la pregunta No. 45781, donde afirmamos que consideramos que este es el punto de vista más correcto. 

2 – Que rezar estas oraciones individualmente en la casa es preferible. Este fue el punto de vista de Mali, del imam Ash-Sháfi’i, y de la mayoría de sus compañeros. Malik (que Allah tenga misericordia de él) citó como evidencia la práctica de los más prominentes shéijs de su época y de los compañeros del Profeta. 

El imam Ash-Sháfi’i (que Allah tenga misericordia de él) presentó como evidencia el reporte de Zaid Ibn Zábit (que Dios esté complacido con él), de acuerdo al cual el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo una esterilla de juncos en Ramadán y rezó sobre ella durante la noche, y algunos de sus compañeros lo siguieron en la oración. Cuando él se dio cuenta de que ellos estaban siguiéndolo, comenzó a rezar sentado de tal manera que la gente no podía verlo y seguirlo en la oración. Luego salió a verlos y les dijo: “Sé lo que han hecho. Oh, gentes, recen en sus casas porque lo mejor de la oración de un musulmán está en su casa, exceptuando las oraciones obligatorias”. Narrado por al-Bujari, 698; y Muslim, 781. 

Ibn ‘Abd el-Barr (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Malik dijo que Rabi’ah y más de uno de nuestros eruditos se iban y no rezaban las oraciones nocturnas con la gente, y agregó: ‘Yo también hago eso, y el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no rezaba las oraciones nocturnas excepto en su casa’”. 

Ash-Sháfi’i también citó como evidencia el reporte de Zaid Ibn Zábit, que hemos citado, y dijo: “Este punto de vista queda aun más enfatizado por el hecho de que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) les dijo que recen las oraciones nocturnas en sus casas en lugar de en la mezquita, a pesar de todas las virtudes que había en ello”. Fin de la cita de At-Tamhid, 8/116. 

Ibn ‘Abd el-Barr también dijo:

“Si ofrecer una oración voluntaria en la casa es mejor que ofrecerla en la mezquita del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), en la cual nuestra oración es mejor que 100 oraciones ofrecidas en cualquier otra parte, ¿qué puede ser más claro que esto? Por eso Málik y Ash-Sháfi’i y aquellos que les siguieron en este punto de vista pensaron que rezar individualmente en nuestras casas era mejor en el caso de todas las oraciones voluntarias. Si las oraciones nocturnas son mantenidas en Ramadán, aun con pequeño número de gente, las oraciones en la casa son aún mejores”. Fin de la cita de Al-Istidkar, 2/73. 

Debe señalarse que aquellos imames que afirmaron que rezar las oraciones del tarawih individualmente en la casa es mejor que rezarlas en congregación en la mezquita, solamente aplicaron esto a quien ha memorizado algo del Sagrado Corán o el Corán entero, y tiene la motivación de rezar en casa y no existe el temor de que se pueda distraer o perder en la oración, y en el caso de que la congregación que rece en la mezquita no se vea afectada en forma alguna por su ausencia. Si estas condiciones no se reúnen, entonces no hay dudas de acuerdo a su punto de vista de que rezar las oraciones del tarawih en congregación en la mezquita es mejor. 

El imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Nuestros compañeros, los iraquíes, as-Saidalani, al-Bagawi y otros entre la gente del Jorasán han dicho que la diferencia de opinión tiene que ver con aquel que ha memorizado el Corán y para quien no existe el temor de que se pueda distraer o aburrirse si reza solo en su casa, y cuando la congregación en la mezquita no se verá afectada por su ausencia. Si una de estas condiciones no se reúnen, entonces rezar en congregación es preferible y no hay diferencia de opinión acerca de esto”. Fin de la cita de Al-Maymú’, 4/31. 

Nosotros podemos agregar otra condición importante aquí, que fue mencionada por algunos de los eruditos y que es relevante al punto sobre el que has preguntado. Esto es que para que sea preferible que un musulmán rece en su casa antes que ofrecer las oraciones en las dos Sagradas Mezquitas de La Meca y Medina, él debe ser uno de los habitantes de esta zona, es decir, un residente. Pero en el caso de aquel que ha venido a La Meca a realizar la peregrinación menor durante Ramadán, y en alguna medida también para quien llega a Medina para rezar en la mezquita del Profeta, no se puede decir que sea preferible que rece las oraciones del tarawih en su casa, por razones obvias. 

Muhámmad ad-Dasuqi al-Máliki (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“La recomendación de hacer esto (rezar el tarawih) en nuestra propia casa está sujeta a tres condiciones, que la mezquita no debe haber quedado vacía, que tenga la motivación para hacerlo y que no sea un visitante. Si una de estas condiciones está ausente entonces rezarlas en la mezquita es preferible”. Fin de la cita de Hashiat ad-Dasuqi, 1/315. 

Observando el estado de la gente hoy en día, incluyendo muchos de los jóvenes honrados y piadosos que son devotos de los actos de culto, nosotros creemos que rezar las oraciones del tarawih en congregación en la mezquita es mejor para ellos, porque hacerlo será fuertemente motivador para ellos puesto que este rezo se realiza al comienzo de la noche, a causa de la belleza motivadora de la voz de los imames que allí rezan y a causa de la gran cantidad de gente que rezará allí también. Y también porque hay muchas distracciones en el hogar que pueden hacer que los musulmanes se distraigan y pierdan la concentración al ofrecer las oraciones aisladamente. Por eso nosotros pensamos que invitar a los musulmanes en general hoy en día a que recen la oración del tarawih en su casa es una invitación a que pierdan el entusiasmo por esta oración. ¿Dónde están aquellos que han memorizado el Sagrado Corán entre la gente en general? ¿Qué otras cosas estarán haciendo si no están rezando en la mezquita al comienzo de la noche? ¿Con qué motivación se levantarán al final de la noche a rezar oraciones nocturnas? 

Si asumimos que el punto de vista correcto acerca de este asunto es la segunda opinión, entonces esto se aplicaría solamente a los eruditos y a los buscadores avanzados del conocimiento, no a la gente en general. Quizá esto es lo que quisieron transmitirnos aquellos entre nuestros rectos predecesores que favorecieron este punto de vista. Por eso ‘Umar Ibn al-Jattáb (que Dios esté complacido con él) reunía a la gente en la mezquita para rezar las oraciones del tarawih, y él rezaba solo en su casa. 

Cuán bellas son las palabras del imam Malik, que resumieron lo que estamos tratando de decir. Cuando Ibn al-Qasim le preguntó sobre si era mejor para un musulmán rezar las oraciones nocturnas de Ramadán con la gente o en su propia casa, él respondió: “Si es capaz de hacerlo en su casa, entonces es preferible que lo haga. Pero no toda la gente es capaz de eso”. Fin de la cita de Al-Mudáwwanah al-Kubra, 1/287. 

En segundo lugar, con respecto a que las mujeres recen la oración del tarawih en sus casas, este tema ya ha sido previamente abordado en la respuesta a la pregunta No. 3457, donde afirmamos que es mejor que las mujeres recen las oraciones nocturnas en sus casas a causa del reporte en el cual el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “No impidan a las mujeres que concurran a las mezquitas, aunque sus casas son mejores para ellas”. Narrado por Abu Dawud. 

El hecho de que rezar en la casa sea preferible en el caso de las mujeres no significa que no se les deba permitir o que se las deba desanimar de concurrir a las mezquitas. Por supuesto que esto está sujeto a ciertas condiciones, que hemos mencionado en la respuesta a la pregunta referida anteriormente. En la misma respuesta citamos la opinión del shéij Ibn Baaz que afirma que las oraciones del tarawih en el caso de las mujeres es mejor rezarlas en la casa que en la mezquita.

En la respuesta a la pregunta No. 12451 hemos citado las palabras del Shéij Muhámmad ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él): “La Tradición Profética indica que lo preferible para las mujeres es que recen en sus casas cuando sea que estén allí, ya sea que estén en La Meca o en otras locaciones”. Fin de la cita. 

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios