Sábado 16 Dhul Hiyyah 1445 - 22 Junio 2024
Español

¿Qué es el kufr y cuáles son sus tipos?

Pregunta

Leí en la pregunta 12811 que hay varios tipos de kufr que sacan a la persona de la religión islámica. Me gustaría que lo explique y dé algunos ejemplos de ellos.

Resumen de la respuesta

Kufr significa “no creer en Al-lah y Su mensajero —sin importar si lo acompaña una negación o una simple duda— o alejamiento de la fe por celos o arrogancia, o por seguir caprichos y deseos que le impiden seguir el mensaje divino”.

Alabado sea Dios.

La realidad del kufr y sus tipos es un tema extenso, pero lo vamos a resumir en los siguientes puntos:

  • La importancia de saber qué es el kufr y cuáles son sus formas

Los textos del Corán y la Sunnah indican que la fe no es aceptada ni es válida si no se cumplen dos condiciones –que están implícitas en el testimonio de que no hay más dios que Al-lah– esas dos condiciones son la sumisión únicamente a Al-lah (Tawhid) y la renuncia y rechazo de toda clase de kufr y shirk.

Una persona no puede rechazar algo que no conoce. De aquí es evidente la importancia de saber qué es el Tawhid, para proceder acorde a sus preceptos y adoptarlo, y lo que es el kufr y el shirk para poder evitarlos.

¿Qué es el kufr?

Kufr en árabe significa cubrir o tapar algo.

En la terminología islámica significa: “no creer en Al-lah y Su Mensajero, sin importar si lo acompaña una negación o una simple duda, o alejamiento de la fe por celos o arrogancia, o por seguir caprichos y deseos que impiden seguir el mensaje divino”.

“Así pues; el kufr es el atributo de todo aquel que se niega a creer en algo que Al-lah nos mandó creer después de habérsele comunicado al respecto, sin importar si se niega a creer en su corazón o lo pronuncia de boca sin creerlo, o ambos, o realiza una acción que es descrita en los textos como algo que nos hace salir del Islam” (Ver: Maymu’ Al Fatawa, del Sheij Al Islam Ibn Taimiah, 12/335; Al Ihkam fi Usul Al Ahkam, de Ibn Hazm, 1/45).

Ibn Hazm dice en su libro Al Fisal: “Rechazar algo que está sustentado con una evidencia clara y sin lo cual la fe no estaría completa, es kufr. Pronunciar palabras para las que hay pruebas de que pronunciarlas es kufr, es kufr. Realizar cualquier acto del que hay evidencia clara de que hacerlo es kufr también es kufr”.

Tipos de kufr mayor que sacan a la persona del Islam

Los eruditos han dividido el kufr en varias categorías , bajo las cuales se citan varias formas y tipos de shirk, y son las siguientes:

  • El kufr de negar y rechazar. Este kufr puede a veces adquirir la forma de un rechazo en el corazón –que ocurre muy raramente entre los incrédulos, como cita Ibn Al Qaiem (que Al-lah lo tenga en Su misericordia)– y otras veces toma la forma de un rechazo externo y evidente, que significa ocultar la verdad y no someterse a ella en lo público, a sabiendas que es verdad y reconociéndola, como en el caso de los judíos que rechazaron a Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él). Al-lah dice, respecto a ellos (lo que en español se interpreta así): {… y les llega lo que reconocían (como la verdad: el Profeta Muhammad), lo rechazan…} [Corán 2:89].

También dice (lo que en español se interpreta así): {Mas un grupo de ellos oculta la verdad a sabiendas} [Corán 2:146].

Esto es porque el rechazo se da cuando la persona conoce la verdad, pero se niega a aceptarla. Por eso Al-lah establece que la incredulidad de los kuffar respecto a Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) no era tal en sentido estricto de la palabra, pues ellos la exponían verbal y externamente mientras en sus corazones reconocían la verdad.

Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Sin embargo, no es a ti a quien niegan (tachándote de mentiroso), sino que más bien lo que niegan los injustos son las aleyas de Al-lah} [Corán 6:33].

{Y las negaron, a pesar de estar convencidos de su autenticidad, siendo injustos y arrogantes. ¡Observa (oh, Muhammad) cuál fue el final de los corruptores!} [Corán 27:14].

Algo similar es el kufr de declarar lícito lo que está prohibido. Quien considera permitido algo que sabe que el Islam declara como prohibido, ha renegado del Mensajero (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y de su mensaje. Lo mismo se aplica a quien prohíbe algo que sabe que el Islam declara permitido.

El kufr de rechazar la fe por arrogancia, como fue el caso de Iblís, de quien Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {… y se postraron todos, salvo Iblís, quien se negó, se envaneció y fue de los que se rebelan} [Corán 2:34].

Y dice (lo que en español se interpreta así): {Y dicen (los hipócritas): “Creemos en Al-lah y en Su Mensajero, y obedecemos (sus órdenes)”. Mas un grupo de ellos se desentienden después de lo que han dicho y dan la espalda (al Mensajero y a lo que les ha revelado de parte de Al-lah). Esos no son creyentes} [Corán 24:47].

Entonces, Al-lah ha establecido que quienes no actúan en concordancia con la fe no son creyentes, aunque pronuncien expresiones de fe. La incredulidad de dar la espalda consiste en ignorar la verdad y no aprenderla ni actuar según ella, en palabras, actos o creencias. Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Y quienes rechazan la verdad dan la espalda a las advertencias que reciben} [Corán 46:3].

Quien reniega verbalmente de lo que el Profeta ha comunicado es quien, por ejemplo, dice: “No lo seguiré”. Quien reniega con sus acciones es como quien se aleja para no escucharlo o se tapa sus oídos con sus dedos o quien lo escucha, pero en su corazón reniega de él y de aplicar sus enseñanzas. Ese es quien incurre en el kufr al alejarse.

El kufr por hipocresía. Es quien evita creer en su corazón y en sus actos, mientras que exteriormente simula creer para mostrarse como creyente ante la gente. Este es el caso, por ejemplo, de Ibn Salul y otros hipócritas, de quienes Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Entre las personas hay [hipócritas] que dicen: "Creemos en Al-lah y en el Día de la Resurrección", pero no son creyentes. Pretenden engañar a Al-lah y también a los creyentes, pero, sin advertirlo, solo se engañan a sí mismos. Sus corazones tienen una enfermedad y [por su actitud] Al-lah agrava aún más su enfermedad. Sufrirán un castigo doloroso por haber mentido. Cuando se les dice: ¡No siembren la corrupción en la Tierra! Responden: "¡Pero si nosotros somos los que hacemos el bien!". ¿Acaso no son ellos los corruptores? [Sí,] pero no se dan cuenta. Cuando se les dice: "¡Crean como ha creído la gente!". Responden: "¿Es que vamos a creer como lo hacen los tontos?" ¿Acaso no son ellos los tontos? [Sí,] pero no lo saben. Cuando se encuentran con los creyentes les dicen: "¡Somos creyentes!". Pero cuando están a solas con los malvados de entre ellos, les aseguran: "¡Estamos con ustedes, solo nos burlábamos de ellos!". [Pero] Al-lah hará que sus burlas caigan sobre ellos mismos y dejará que permanezcan extraviados, en su ceguera. Ellos vendieron la guía, cambiándola por el desvío, y tal negocio no les resultó provechoso, no siendo de los bien guiados}

{Su ejemplo es como el de los que encienden fuego, y cuando les alumbra a su alrededor, [debido a su desvío] Al-lah les quita la luz dejándolos en tinieblas, por lo que no pueden ver. Son sordos, mudos y ciegos, y no volverán [al buen camino]. O [son] como los que, al ser azotados por una lluvia torrencial cargada de oscuridad, truenos y relámpagos, se tapan los oídos con sus dedos al caer los rayos por temor a la muerte. Al-lah asedia a los que niegan la verdad. Los relámpagos casi ciegan sus ojos. Cuando los iluminan caminan a su luz, pero cuando la oscuridad vuelve sobre ellos se detienen. Si Al-lah hubiese querido les habría dejado sordos y ciegos. Al-lah tiene poder sobre todas las cosas} [Corán 2:8-20].

El kufr por la duda , es el caso de quien duda si va a seguir la verdad o duda si la verdad es tal, porque lo que se requiere es certeza (yaqín) de lo que el mensajero ha comunicado sin lugar a dudas en ello. Quien piensa que lo que Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) ha comunicado puede ser falso, ha cometido incredulidad, con el kufr por la duda, tal como Al-lah dice (lo que en español se interpreta así): {Luego ingresó en su viñedo lleno de soberbia e incredulidad y exclamó: "No creo que este viñedo perezca jamás, tampoco creo que jamás llegue la Hora [del Día del Juicio]. Pero si llego a ser resucitado estoy seguro de que tendré un viñedo mejor que este". El creyente con quien hablaba le preguntó [haciéndolo reflexionar]: "¿No crees en Quien ha creado a tu padre de polvo, luego a toda su descendencia de un óvulo fecundado, y te ha dado la forma de un ser humano con todas sus facultades? En cuanto a mí, creo que Al-lah es mi Señor y no Le asocio copartícipe alguno [en la adoración]} [Corán 18:35-38].

De aquí concluimos que el kufr —que es opuesto al iman o fe— puede tomar la forma de sentimientos en el corazón, tal como odiar a Al-lah o sus signos, o a Su Mensajero (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él); esto contradice el amor y la fe que sustentan las acciones del corazón. El kufr también puede tomar la forma de palabras, tales como insultar a Al-lah, o acciones físicas, como postrarse ante ídolos, u ofrendar a otros fuera de Al-lah. Así como la fe adopta la forma de acciones del corazón, palabras con la boca o actos físicos, el kufr puede tomar forma de acciones del corazón, palabras con la boca o actos físicos. Le pedimos a Al-lah que nos proteja del kufr y sus ramas, que aumente nuestra fe y que nos permita guiar a otros… amén.

(Ver: A’lam As-Sunnah Al Manshurah, 177; Nawaqid Al Iman Al Qawliah wal ‘Amaliah, del Sheij ‘Abdul-‘Aziz Al ‘Abdul-Latif, 36-46; Dawabit At-Takfir, del Sheij ‘Abdal-lah Al Qarani, 183, 196).

Para más información, por favor, revise la categoría: Principios básicos de la fe.

Y Al-lah sabe más.

Origen: Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid