Martes 12 Dhul Hiyyah 1445 - 18 Junio 2024
Español

Du’as del Profeta pidiendo refugio en Al-lah y dhikr en tiempos de tribulación y dificultades

Pregunta

¿Hay alguna súplica que podamos decir en momentos de calamidad y tribulación, como la guerra y los ataques de los incrédulos contra los países musulmanes?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) solía buscar refugio en Al-lah de las pruebas y tribulaciones, como dice en el hadiz de Zaid Ibn Zábit, que el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "Busca refugio en Al-lah de las pruebas y tribulaciones, tanto visibles como ocultas" (citado por Muslim, 2867).

Se cita de Ibn 'Abbás (que Al-lah esté complacido con él), que el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "Mi Señor vino a mí esta noche en la forma más hermosa...", y en este hadiz informó que Al-lah dijo: "Oh, Muhammad, cuando ores, entonces di: 'Al-lahumma inni as'aluka fi'l al jairat wa tark al munkarat, wa hubb al masakín, wa an taghfira li wa tarhamani wa tatuba 'alaia. Wa in aradta bi 'ibadika fitnatan, faqbidni ilaika ghaira maftún’ (Oh, Al-lah, te pido [que me permitas] hacer buenas obras y evitar las malas acciones, y amar a los pobres, y (te pido) que me perdones, tengas misericordia de mí y aceptes mi arrepentimiento. Si quieres que alguna prueba caiga sobre Tus siervos, entonces llévame a Ti [es decir, hazme morir] sin haberme sometido a esa prueba).

Narrado por At-Tirmidhi, 3233; Al-Albani dijo de este hadiz, en Sahih At-Targhíb wa At-Tarhib (408): “es auténtico en combinación con otros relatos”.

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) solía buscar refugio de las pruebas y tribulaciones porque, cuando llegan, no les afectan solo a los malhechores, sino que azotan a todos.

Es una buena idea familiarizarnos con los hadices que mencionan los dhikr que tienen que ver con pruebas, tribulaciones y desastres, para que podamos invocar a Al-lah con estas palabras, difundir este conocimiento, memorizar todo lo que podamos de ellas y entender sus significados para que podamos adorar a Al-lah por medio de ellos, porque son las palabras más sublimes que se pueden decir en estas circunstancias.

1. Abu Burdah Ibn 'Abdal-lah narró de su padre que, cuando el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) temía alguna maldad de algunas personas, decía: "Al-lahu inna nay'aluka fi nuhurihim wa na'udhu bika min shururihim” (Oh, Al-lah, Te ponemos delante de ellos y buscamos refugio en Ti de su maldad) (citado por Abu Dawud, 1537; clasificado como auténtico por Al Albani en Sahih Abi Dawud, 1360.

2. Se narró de Ibn 'Abbás (que Al-lah esté complacido con él) que el Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) solía decir en momentos de angustia: "La ilaha il-la Al-lah al 'Adhím al Halím , Rabb al 'Arsh al 'Adhím, la iláha il-la Al-lah Rabb us-samawati wa Rabb ul-ard wa Rabb ul 'Arsh il karím (no hay más dios que Al-lah, el Todopoderoso, el Indulgente; no hay más dios que Al-lah, Señor del poderoso Trono; no hay más dios que Al-lah, Señor de los cielos, Señor de la tierra y Señor del noble Trono) (citado por Al Bujari, 6345; Muslim, 2730).

3. El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "Las palabras de alivio son: ‘La ilaha il-la Al-lah al 'Adhím al Halím, Rabb al 'Arsh al 'Adhím, la iláha il-la Al-lah Rabb us-samawati wa Rabb ul ard wa Rabb ul 'Arsh il-karím’” (No hay más dios que Al-lah, el Todopoderoso, el Indulgente; no hay más dios que Al-lah, Señor del poderoso Trono; no hay más dios que Al-lah, Señor de los cielos, Señor de la tierra y Señor del noble Trono) (Sahih Al Yami' As-Saghir wa Ziadatuhu, 4571).

4. Cuando el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) iba a una campaña militar, decía: “Al-lahumma anta 'adudi wa anta nasiri wa bika uqatil” (Oh, Al-lah, Tú eres mi ayuda, Tú eres mi apoyo y por Tu ayuda lucho) (citado por At-Tirmidhi, 3584; clasificado como auténtico por Al Albani en Sahih At-Tirmidhi, 2836).

5. El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "¿Quieren que les enseñe algo que, si alguna calamidad mundana o desastre le ocurre a cualquiera de ustedes y dice estas palabras, será aliviado de ello? (Es) la súplica de Dhul Nun: La ilaha il-la anta subhanaka inni kuntu min Ad-Dhalimin (nadie tiene derecho a ser adorado sino Tú [Oh, Al-lah], Glorificado (y Exaltado) seas [por encima de todo lo que asocian contigo]! En verdad, yo he sido de los impíos)". De acuerdo con otro hadiz: "A todo musulmán que pronuncia esta súplica con respecto a cualquier asunto, Al-lah responderá a su súplica" (Sahih Al Yami' As-Saghir wa Ziiadatuhu, 2065).

6. El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) solía enseñar a sus sahabah a decir estas palabras cuando sentían miedo: "A'udhu bi kalimat-il-lah il-tammati min ghadabihi wa min sharri 'ibadihi wa min hamazat ash-shaiatíni wa an yahdurun” (Busco refugio en las palabras perfectas de Al-lah, de Su ira y de la maldad de Sus siervos y de los malos impulsos de los demonios y de su presencia) (citado por Abu Dawud, 3893; clasificado como bueno por Al Albani en Sahih Abi Dawud, 3294).

7. El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "La súplica de la persona que está afligida es: 'Al-lahumma rahmataka aryu fa la takilni ila nafsi tarfat 'ain wa aslih li sha'ni kul-lahu la ilaha il-la anta’ (Oh, Al-lah, espero por Tu misericordia, así que no dejes a mi ego a cargo de mis asuntos ni siquiera por un abrir y cerrar de ojos; endereza todos mis asuntos. No hay más dios que Tú)" (citado por Abu Dawud, 5090; clasificado como bueno por Al-Albani en Sahih Abi Dawud, 4246).

8. Si algún asunto le preocupaba, decía: “Ia Haiu ia Qaium bi rahmatika astaghiz” (Oh, Eterno, oh Sustentador, por Tu misericordia busco Tu ayuda). Según otro informe: "Si algún asunto le preocupaba o le angustiaba" (Sahih Al Yami' As-Saghir, 4791).

9. El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) le dijo a Asma' Bint 'Umais: "¿Quieres que te enseñe algunas palabras que puedes decir en momentos de angustia y dificultad? Al-lahu Rabbi la ushriku bihi shai'an” (Al-lah es mi Señor, no asocio nada con Él) (citado por Abu Dawud, 1525; clasificado como auténtico por Al Albani en Sahih Abi Dawud, 1349).

De acuerdo a una versión citada en Ad-Sahih Al Yami': "Quien esté afligido por la preocupación, la angustia, la enfermedad o la adversidad, y diga: Al-lah Al-lahu Rabbi laa sharika lah (Al-lah es mi Señor, Él no tiene socio ni copartícipe), será aliviado de eso".

Y hay otros hadices que tendrán un efecto positivo en tiempos de tribulación y temor, trayendo paz mental y seguridad física , y acercándonos a Al-lah. Debemos contentarnos con lo que ha sido narrado en los hadices auténticos del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) porque eso es suficiente y no tenemos necesidad de reportes que no sean sólidos. Esto es mejor.

Vea también la pregunta 12715 .

Y Al-lah sabe más.

Origen: Islam Q&A