Miércoles 6 Rabii' al Awal 1440 - 14 Noviembre 2018
Español

¿Cómo puede una mujer rezar las oraciones nocturnas de Ramadán (tarawih) en su casa?

Pregunta

¿Cuál sería el procedimiento para rezar las oraciones nocturnas de Ramadán en casa? ¿Es necesario que la mujer haya memorizado el Libro de Dios para eso? ¿O es suficiente que recite lo que haya memorizado?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Es muy bueno que la mujer rece en su casa antes que en la mezquita, ya sea una oración obligatoria o voluntaria. Y esto incluye las oraciones nocturnas de Ramadán. 

Los eruditos del Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita dijeron:

“Lo mejor de la oración de la mujer es la que reza en su casa, ya sea una oración obligatoria o una voluntaria, las oraciones nocturnas de Ramadán, u otras”. Fin de la cita de Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, vol. 1 (7/201). 

En segundo lugar, la mujer puede rezar estas oraciones de acuerdo a lo que sea capaz de hacer, siguiendo la Tradición Profética tanto como pueda. Si ha memorizado el Libro de Dios entero y es capaz de alargar su oración, entonces puede rezar once módulos, o trece, rezándolos de dos en dos y luego rezando la oración impar al final. 

Si no puede hacer una oración larga, entonces debe rezar lo que pueda de dos en dos, y luego cuando piense que ha hecho lo suficiente debe rezar la oración impar al final, rezando un módulo más. 

Los eruditos del Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita dijeron:

“Las oraciones nocturnas de Ramadán son de once o trece módulos, diciendo el salam después de cada dos módulos, y rezando la oración impar al final con un solo módulo, que es lo preferible, siguiendo el ejemplo del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Pero si uno reza veinte módulos o más, no hay nada de malo en eso, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Las oraciones nocturnas son de dos en dos, y luego si temen que llegue la aurora, recen un módulo más para que su número sea impar”. Consensuado por los sabios. Entonces él no especificó ningún número particular”. Fin de la cita de Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, vol. 1 (7/198). 

Tercero, no es un requisito que la mujer musulmana memorice todo el Corán para rezar las oraciones nocturnas, ella puede rezar recitando lo que sea que haya memorizado de él. Y si no es capaz de memorizar lo suficiente para ayudarse en el rezo hogareño, entonces no hay culpa sobre ella, ni tampoco para el hombre, pueden rezar leyéndolo del libro. 

El Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Si un imam que dirige las oraciones o una mujer que está rezando por la noche en su casa necesitan ayudarse leyendo el libro impreso, no hay nada de malo en eso”. Fin de la cita de Fatáwa an-Nur ‘ala ad-Dárb, 8/246. 

Si hay varias mujeres en la casa, no hay nada de malo con que ella las dirija en la oración en congregación. Debe ponerse de pie en medio de la fila y recitar lo que sea capaz, y si lo lee del Corán impreso está bien. 

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Si la mujer reza en la casa, no hay nada de malo con que dirija a otras mujeres en la oración. Si ha memorizado muy poco del Corán, puede recitarlo leyéndolo del libro impreso”. Fin de la cita de Fatáwa an-Nur ‘ala ad-Dárb, por el Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín. 

Cuarto, tampoco hay nada de malo con que la mujer rece las oraciones nocturnas de Ramadán u otras oraciones en la mezquita en congregación con los hombres, especialmente si eso será más efectivo para animarla a ofrecer oraciones más largas, y la ayudará a hacerlo regularmente, aun si en principio decimos que la mejor oración de la mujer es la que realiza en su casa. 

El Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz fue consultado:

“¿Cuáles son las normas sobre la mujer que reza las oraciones nocturnas de Ramadán en la mezquita?” 

Él respondió:

“El principio básico es que la mejor oración que la mujer musulmana realiza es la que realiza en su hogar, pero si ella encuentra una razón o necesidad para realizarlas en la mezquita, por ejemplo si rezarlas en la mezquita es más motivador para ella o puede beneficiarse asistiendo a lecciones, entonces no hay nada de malo en esto, alabado sea Dios, siempre y cuando vaya correctamente vestida. Hay un gran bien y grandes beneficios en motivar a la gente a hacer actos de culto”. Fin de la cita del sitio web del shéij:

Él también fue consultado:

“¿Es recomendable que la mujer rece las oraciones nocturnas de Ramadán en la mezquita, con los hombres?” 

Él respondió:

“Sí, es recomendable, si ella teme que en su casa se sentirá menos motivada a rezar, o por alguna otra razón. De lo contrario la oración en su casa es mejor. Pero si ella desea rezarlas en la mezquita, no hay nada de malo en eso. Las mujeres solían ofrecer las cinco oraciones diarias con el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), aun cuando él dijo: “Sus casas son mejores para ellas”. 

Pero algunas mujeres se sienten poco motivadas a rezar en sus casas. Entonces si van a la mezquita correctamente vestidas y cubiertas y evitan cualquier cosa que sea censurable, y asisten a charlas y lecciones para aprender el conocimiento del Islam, serán recompensadas por eso, porque este es un noble objetivo”. Fin de la cita de Fatáwa an-Nur ‘ala ad-Dárb, 9/489. 

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“La mejor de las oraciones de la mujer es la que realiza en su casa, pero si la mujer concurre a la mezquita porque esto es más motivador para ella y se concentra mejor al rezar, y ella teme que si se queda rezando en su casa pueda descuidar la oración o rezar sin ganas, entonces lo mejor para ella es que concurra a la mezquita”. Fin de la cita de Al-Liqá' ash-Shahri. 

Para más información, por favor consulta las respuestas a las preguntas No. 3457 y 65562

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios