Miércoles 12 Safar 1442 - 30 Septiembre 2020
Español

La sabiduría de destacar el mes de Ramadán como un tiempo especial para la adoración

Pregunta

¿Por qué el Mensajero (las bendiciones y la paz de Allah sean con él) destacó el mes de Ramadán para la adoración?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

En primer lugar:

Allah, Glorificado y Exaltado sea, es El Que Todo lo Sabe, El Más Sabio. El creyente puede conocer la sabiduría existente detrás de las leyes prescritas por Allah, pero si no sabe, debe decir como decían los ángeles (traducción del significado):

Dijeron: “¡Glorificado seas! No tenemos más conocimiento que el que Tú nos has concedido, Tú todo lo conoces, todo lo sabes”. [La Vaca 2:32].

Allah, Exaltado sea, ha dado primacía a algunas épocas sobre otras, y a algunas personas sobre otras; altos rangos conferidos por Él. Allah distingue por Su misericordia a quien Él quiere.

No sabemos con certeza la sabiduría detrás del mes de Ramadán como un tiempo especial para la adoración.

Allah, Glorificado y Exaltado sea, es el Creador y Soberano de todos. Él creó el tiempo y dio mayor honor a algunas épocas que a otras. Él creó lugares y le dio superioridad a algunos lugares sobre otros. Él creó a la gente y eligió a algunos de ellos sobre otros. Esta es una señal de Su perfecta grandeza de la cual nadie puede entender la naturaleza, y es una señal de Su perfecta soberanía, que la gente no puede comprender. Allah, Exaltado sea, dijo (traducción del significado):

No valoran ni enaltecen a Dios como Se merece. Dios es Fuerte, Poderoso. Dios selecciona a algunos ángeles como Mensajeros y selecciona algunas personas como Mensajeros. Dios todo lo oye, todo lo ve, conoce el pasado y el futuro, y ante Dios regresan todos los asuntos. [La Peregrinación 22: 74-76].

Esta es una señal de Su voluntad perfecta, que abarca todas las cosas, y de la grandeza de Su señorío y Su poder y autoridad, Glorificado sea. Allah, Exaltado sea, dijo (traducción del significado):

Pero a los idólatras les parece difícil aquello a lo que tú los invitas. Dios elige [para que acepte la fe] a quien quiere, y guía hacia Él a quien se arrepiente. [La Consulta 42:13]

Tu Señor es Quien crea y elige hacer lo que quiere, y la elección que Él hace no se somete a la opinión de nadie. ¡Glorificado sea Dios! Está por encima de lo que Le asocian. [Los relatos 28:68].

Ibn al-Qaiyím (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Es decir, esta elección no depende de ellos, depende solamente del Creador. Así como Él es el único que crea, Él es el único que elige de Su creación. Nadie tiene el poder de crear o elegir, excepto Él, porque Él sabe mejor a quién debe elegir para que lo glorifiquen, y qué Le agrada, qué se puede elegir y qué no. Nadie más tiene ninguna participación en eso, en lo absoluto.

También dijo:

Si reflexionas sobre la creación y en cómo son las personas, te darás cuenta de que esta elección divina y el reconocimiento (por honor) es indicativo del Señorío y la unicidad de Allah, Exaltado sea, y la naturaleza perfecta de Su sabiduría, conocimiento y poder, y de que Él es Allah, además de Él no hay otro dios, por tanto, Él no tiene ningún compañero que pueda crear lo que Él crea, elegir lo que Él elije y controlar lo que Él controla.

Esa elección, el control de la creación y el reconocimiento a algunos por honor, algo notable en este universo, es uno de los mayores signos de Su Señorío, y es uno de los más grandes testimonios de Su Unicidad, Sus atributos perfectos y la veracidad de Sus Mensajeros. Señalaremos algunos ejemplos que serán suficientes para demostrar este punto.

Allah creó los siete cielos, luego eligió el más alto y lo convirtió en la morada de los ángeles que están más cerca de Él, y eligió ese cielo para que esté más cerca de Su Silla (Kursí) y Su Trono (‘Arsh); hizo morar allí a quien quiso de su creación. Ese cielo es superior a los otros cielos, e incluso si no hubiera nada allí para señalar, excepto que esté cerca de Él, Bendecido y Exaltado sea, eso sería suficiente para demostrar su superioridad.

Este reconocimiento por honor, aún cuando la naturaleza de los cielos es la misma, es una de las pruebas más claras del poder y la sabiduría perfectos de Allah, y de que Él crea lo que Él quiere y elige.

Allah, Glorificado sea, le dio superioridad a Yannat al-Firdaus sobre todos los otros jardines del Paraíso, y lo destacó cuando hizo de Su Trono el techo de este nivel del paraíso. Según un informe, “Allah, Glorificado sea, lo plantó con su propia mano y lo eligió para lo mejor de su creación".

Allah escogió a la élite de los ángeles de entre todos ángeles, como Yibríl, Mikaíl e Israfíl. El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) decía: “Oh Allah, Señor de Yibríl, Mikaíl e Israfíl, Originador de los cielos y la Tierra, Conocedor de lo invisible y lo visto, Tú juzgas entre tus siervos sobre aquello que difieren. Guíame sobre aquello en lo que difieren de la verdad con Tu permiso, pues Tú guías a quien quieres a un camino recto”.

Estos tres nombres se mencionan porque son la crème de la crème de los ángeles y los más cercanos a Allah. ¿Cuántos ángeles no hay además de ellos en los cielos?, sin embargo, Él solo nombró a estos tres. Yibríl es el portador de la revelación, que da vida a los corazones y las almas; Mikaíl es el portador de la lluvia, que da vida a la tierra, los animales y las plantas; e Israfíl es el guardián de la Trompeta -cuando la toque, el sonido, con el permiso de Allah, alcanzará a todos los muertos y los sacará de sus tumbas...

Fin de la cita de Zaad al-Maʻád (1/42 ff).

Entonces Ibn al-Qaiyím (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Allah le concedió superioridad a unos días y meses sobre otros. El mejor de los días es el Día del Sacrificio, que es el día más importante del Hayy (peregrinación mayor a la Casa de Allah, en Meca).

Entre los meses sobresale Ramadán, y le dio superioridad a las últimas diez noches de este mes, de entre todas las demás noches, e hizo a La Noche del Decreto (Léilat al-Qadr) mejor que mil meses.

El punto es que Allah, Glorificado y Exaltado sea, ha escogido lo mejor de todas las categorías de la creación; lo ha escogido para Sí mismo y lo ha elegido para estar satisfecho con él, excluyendo a otros. Porque Él, Exaltado sea, es bueno; Él no ama nada, excepto aquello que es bueno, y no acepta ningún hecho, palabra o caridad, excepto aquellas que son buenas. Lo bueno de todo es lo que Él elige, Exaltado sea.

Fin de la cita de Zaad al-Maʻád (1/57, 54, 64).

En segundo lugar:

Con respecto al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) cuando destacó el mes de Ramadán para la adoración y el ayuno:

Si lo que se quiere decir es que lo escogió para ese propósito después de que comenzó su Profecía, solo lo hizo sobre la base de lo que le reveló Allah, Exaltado sea, y esto es lo que Allah eligió para Sus siervos, y les ordenó ayunar ese mes y adorarlo a Él durante más tiempo que en otros meses. Esto es lo que se ha explicado en la primera parte de nuestra respuesta.

Pero si lo que usted pregunta es con respecto al retiro del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y la adoración a su Señor en la Cueva de Hiraʼ antes de que la revelación llegara a él y antes de que Allah lo honrara con la Profecía, no sabemos nada sobre los detalles de esto o por qué el Mensajero (la paz y las bendiciones sean con él) escogió eso. Saber detalles sobre este asunto o no, no socava ningún tema de la religión, porque la religión y sus enseñanzas son lo que el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) trajo después de que comenzó su Profecía. No estamos obligados a seguir lo que él (la paz y las bendiciones sean con él) hizo antes de que recibiera la Profecía.

Algunos eruditos han dicho sobre su aislamiento en la Cueva de Hiraʼ, que quizá fuera un remanente de la religión de Ibrahím (la paz sea con él), y que el Mensajero (la paz y las bendiciones sean con él) practicaba esta forma de adoración igual que otros monoteístas que todavía adoraban a Allah de acuerdo con las enseñanzas de Ibrahím (la paz sea con él), antes de que Allah le revelara el camino a Su Profeta.

Al-ʻAllámah at-Táhir ibn ʻAshúr (que Allah tenga piedad de él) dijo: El mes de Ramadán se eligió de entre todos los meses porque fue honrado con la revelación del Corán. Era apropiado que descendiera en Ramadán porque el envío del Corán estaba destinado a purificar y guiar a la comunidad, y contenía enseñanzas para purificar las almas y acercar a las personas a una naturaleza angelical.

Creo que lo más probable es que el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) tuviera la costumbre de ayunar durante los días de su retiro en la Cueva de Hiraʼ antes de que descendiera la revelación, sobre la base de la inspiración de Allah, Exaltado sea, y siguiendo algunas de las enseñanzas que quedaban del monoteísmo (hanifíyah). Cuando la revelación llegó a él en el mes de Ramadán, Allah ordenó a la comunidad musulmana que ayunara ese mes.

Fin de la cita de at-Tahrír wa’t-Tanwír (2/173).

Y Dios sabe mejor.

Origen: Islam Q&A