Viernes 8 Rabii' al Awal 1440 - 16 Noviembre 2018
Español

Escribir el nombre de una persona que estل ausente en el trabajo como si estuviera presente

Pregunta

A veces mis colegas en el colegio o en el trabajo me piden que haga parecer que estلn presentes cuando en realidad estلn ausentes, para que cuando llegue la hoja de asistencia, yo escriba sus nombres. ؟Es esto un servicio humano o es decepciَn y engaٌo?

Texto de la respuesta

Alabado sea Allah

Este es una clase de servicio, pero es un servicio satلnico que Shaytaan estل instalando en la persona que lo hace y hace parecer que una persona estل presente cuando éste no es el caso. Hay tres razones para tener reservas sobre esta prلctica:

(1) Esto es mentir; (2) Involucra el engaٌo para con aquellos que estلn a cargo; (3) permite que la persona que estل ausente tenga derecho a cobrar su pago por asistencia, que luego toma ilيcitamente. Sَlo una de estas reservas es suficiente para hacer que esta prلctica, la cual el interrogador ve como un servicio humano o un favor, sea descripta como haraam. No todos los favores humanos son dignos de halago; sَlo aquellos que coinciden con la shari’ah son dignos de halago- aquellos que van en contra de la shari’ah deben ser condenados. Al pedir favores que van en contra de la shari’ah, “servicios humanos” es de hecho poco apropiado, porque cualquier cosa que vaya en contra de la Shari’ah es una acciَn bestial. Es por esto que Allah describe a los kufaar y los mushrikin como ganado. Dice Allah en el Corلn: (interpretaciَn del significado): “Ciertamente Allah introducirل a los creyentes que obran rectamente en jardines por donde corren los rيos. En cambio, los incrédulos gozarلn [en esta vida] transitoriamente y comerلn como lo hacen los rebaٌos, y [en la otra] tendrلn el Infierno por morada.” [47:12] y “؟Acaso crees que escuchan con atenciَn tus palabras y reflexionan? Ellos son como los ganados que no razonan, o peor aْn.” [25:44]. Es decir que todo aquello que es contrario a la shari’ah es una acciَn bestial, no humana.

Origen: (Fataawa Islamiyyah, Ibn ‘Uzaymin, 220)

Enviar comentarios