Domingo 23 Rabii' az Zani 1443 - 28 Noviembre 2021
Español

Si ve algo que admira, ¿debe repetir la súplica de la bendición (barakah) cada vez que lo vea?

Pregunta

Si veo algo que admiro, ¿estoy obligado cada vez que lo veo a decir "Allahumma baarik (Oh, Allah, bendícelo)", o es suficiente que lo diga la primera vez que lo veo? Si no lo digo en una ocasión, ¿he cometido algún pecado?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

En primer lugar:

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) instruyó al musulmán, si ve algo en sus hermanos musulmanes que admira, a rezar por la bendición (barakah) para ellos. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

"Si uno de vosotros ve algo en su hermano que admira, que rece por la bendición (barakah) para él".

Narrado por el Imam Maalik en al-Muwatta' (2/939), el Imam Ahmad en al-Musnad (25/355), e Ibn Maajah (3509).

Los eruditos difieren en cuanto a si este mandato significa que debe repetirse o no.

Según el usul al-fiqh, si hay una orden de hacer algo sin ninguna indicación que sugiera que debe hacerse repetidamente, entonces no tiene que hacerse repetidamente.

El Shaij Muhammad al-Amin ash-Shinqiti (que Allah tenga misericordia de él) dijo: Con respecto al informe narrado por Muslim en su Sahih de Abu Huraira, quien dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) se dirigió a nosotros y dijo: "Oh, gente, Allah ha hecho el Hayy obligatorio para ustedes, así que haced el Hayy". Un hombre dijo: ¿Es cada año, oh Mensajero de Allah? El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) permaneció en silencio hasta que el hombre lo dijo tres veces. Entonces el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: "Si dijera que sí, se volvería obligatorio y no podríais hacerlo". Entonces dijo: "Dejadme mientras yo os haya dejado, porque los que vinieron antes que vosotros sólo fueron condenados por hacer demasiadas preguntas y diferir sobre sus Profetas. Si os ordeno que hagáis algo, hacedlo tanto como podáis, y si os prohíbo hacer algo, abandonadlo". Fin de la cita.

El punto relevante de este hadiz son las palabras del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) "Oh gente, Allah ha hecho el Hayy obligatorio para vosotros, así que haced el Hayy". Reportes similares fueron narrados por el Imam Ahmad y an-Nasaa'i. Este hadiz se cita como evidencia para indicar que una orden que no tiene nada que sugiera que debe repetirse significa que no tiene que repetirse, según los libros de usul al-fiqh. Fin de la cita de Adwa' al-Bayaan (5/74).

Pero si hay algo que indica que debe repetirse, entonces debe repetirse, basándose en esta evidencia que lo corrobora. Un ejemplo de ello es, si una orden de hacer algo está conectada a una condición o causa que hace que se requiera hacerla. En ese caso, lo que corresponde a la sabiduría del Legislador es repetir la acción ordenada cada vez que se repite la razón por la que fue prescrita.

Ibn al-Lahhaam (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Con respecto al Legislador, Él es muy sabio y no es posible que haya ninguna contradicción en sus mandatos. Por lo tanto, si Él prescribe una regla y da la razón para ello, sabemos que Él ha prescrito que esa regla se haga cada vez que esa razón se repita. Y Allah sabe más.

Fin de la cita de al-Qawaa'id wa'l-Fawaa'id al-Usooliyyah (p. 240).

El hadiz citado anteriormente menciona la admiración como la razón para rezar por la barakah; esto indica que la súplica debe repetirse cada vez que uno ve algo que admira.

En segundo lugar:

En cuanto a no rezar por la barakah, lo que parece ser el caso es que debe haber uno de dos escenarios con respecto al observador que no la cumpla:

El primer escenario: el observador lo admira mucho, hasta el punto de temer que pueda dañar a su hermano con el mal de ojo. En este caso es obligatorio para él rezar por barakah, porque el musulmán está obligado a alejar el mal y el daño de sus hermanos.

Ibn al-Qayyim (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Si el que está mirando teme que pueda causar daño con su mal de ojo al objeto que está mirando, entonces puede alejar su mal diciendo "Allahumma baarik 'alayhi (Oh Allah, bendícelo)", como el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo a 'Aamir ibn Rabi'ah, cuando miró a Sahl ibn Hunayf: "¿No rezaste por barakah?" - En otras palabras, ¿no dijiste "Allahumma baarik 'alayhi (Oh, Allah, bendícelo)"?

Fin de la cita de Zaad al-Ma'aad (4/156).

Ibn 'Abd al-Barr (que Allah esté complacido con él) afirmó que esto es obligatorio, cuando dijo

Las palabras del Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), "¿No rezasteis por barakah?", indican que el mal de ojo no causa ningún daño si el que mira una cosa reza por barakah para ella; sólo puede causar daño si no ofrece súplica. Por lo tanto, lo que se requiere de todo aquel que admira una cosa es que rece por barakah para ella. Si reza por la barakah, eso evitará inevitablemente el daño que se teme. Y Allah sabe más.

Fin de la cita de at-Tamhid (6/240-241).

Al-Qurtubi (que Allah tenga misericordia de él) lo siguió en at-Tafsir (11/401), y fue citado por Ibn al-Mulaqqin en at-Tawdih (27/401).

El segundo escenario:

Si no se sabe que tiene mal de ojo y no teme que pueda causar daño, y no está preocupado por dañar a su hermano con su mal de ojo, entonces en este caso todavía está prescrito rezar por barakah, porque eso es parte de mostrar bondad a sus hermanos, aunque no hemos encontrado a nadie que diga que es obligatorio en tal situación.

Y Allah sabe más.

Origen: Islam Q&A