Jueves 16 Dhul Qa'dah 1440 - 18 Julio 2019
Español

Reglas sobre zakat al-fitr y cuánto se debe pagar

Pregunta

Quisiera saber si es auténtica (sahih) la narración: “El ayuno de Ramadán no se presentará [ante Allah] hasta que se pague el zakat al-fitr”

Si el ayunante está necesitado y no posee la cantidad mínima (nisab) requerida para pagar el zakat, ¿está, de todas formas, obligado a pagar zakat al-fitr debido a la autenticidad de este informe o alguna otra evidencia sahih demostrada en la tradición profética?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios.

El Sadaqat al-fitr es obligatorio para todo musulmán que se mantiene a sí mismo, si tiene un saa’ o más de lo que necesita de comida para él y su familia durante el día y la noche del Eid (festividad de final de Ramadán).

La evidencia para ello es el informe narrado de Ibn ‘Umar (Allah esté complacido con él), que dijo: “El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) ordenó el zakat al-fitr: un saa’ de dátiles o un saa’ de cebada, para todos los musulmanes, esclavos y libres, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, y ordenó que se pagara antes de que la gente saliera a rezar”. Los eruditos están de acuerdo sobre la veracidad de este informe; esta versión fue narrada por al-Bujari.

Abu Sa‘íd al-Judri informó: “Solíamos pagar el zakat al-fitr cuando el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) estaba vivo, un saa’ de comida, o un saa’ de dátiles, o un saa’ de cebada, o un saa’ de pasas, o un saa’ de yogurt seco”. Los eruditos están de acuerdo sobre la veracidad de esta narración.

Es aceptable dar un saa’ del alimento básico del lugar donde se encuentre el musulmán, como, por ejemplo, arroz.

Lo que se entiende por un saa’ es la medida del Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él), que es cuatro veces la cantidad que se puede tener en las dos manos de un hombre de constitución promedio. Si una persona no paga el zakat al-fitr está pecando y tiene que compensarlo.

Desconocemos si el informe mencionado en la pregunta es o no auténtico.

Le pedimos a Allah que te dé fuerza y ​​haga justas nuestras palabras y nuestros hechos.

Y Allah es la Fuente de la fuerza.

Origen: La comisión permanente para la investigación científica y el asesoramiento religioso, 9/364

Enviar comentarios