Sábado 17 Rayab 1440 - 23 Marzo 2019
Español

Las virtudes de la ruqiah, el du'a y de recitarse sobre uno mismo

Pregunta

¿Cuáles son las virtudes de un hombre que recita ruqiah para sí mismo? ¿Cuál es la evidencia de eso? ¿Qué debería decir cuando recita ruqiah para sí mismo?

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

1 - No hay nada de malo en que el musulmán recite ruqiah sobre sí mismo. Eso es permisible; de hecho, es una buena Sunnah, porque el Mensajero (la paz y las bendiciones sean con él) recitó ruqiah para sí mismo, y algunos de sus compañeros recitaron ruqiah para sí mismos.

Se narró que 'A'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “Cuando el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) estaba enfermo, recitataba al-Mi'wadhatain sobre él y luego soplaba. Cuando su dolor se intensificó, recité sobre él y le pasé su propia mano, buscando su barakah (bendición).” Narrado por al-Bujari, 4728; Muslim, 2192

Con respecto al hadiz narrado por Muslim (220), según el cual el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) describió a los setenta mil de esta ummah que entrarán en el Paraíso sin rendir cuentas o castigados, y en el cual dice: “Son aquellos que no recitaron ruqiah ni pidieron que se hiciera la ruqiah, y no creyeron en malos augurios y confiaron en su Señor”, la frase “no recitaron ruqiah” son palabras del narrador, no del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él). Por lo tanto, al-Bujari narró este hadiz (n.5420) pero no mencionó esta frase.

El Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Estas personas son elogiadas porque no le pidieron a nadie que recitara ruqiah para ellas, y la ruqiah es un tipo de du'a, o sea, no pidieron a otros que oraran por ellas. La frase mencionada en el hadiz “y no recitaron ruqiah” es un error (por parte del narrador), porque la ruqiah para sí mismo y para otros es una buena acción. El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) recitó ruqiah para sí mismo y para otros; no le pidió a nadie que le recitara ruqiah. Su recitación de ruqiah para él y para otros fue como hacer du'a para él y para otros; esto es algo que se ordena, porque todos los profetas le pidieron a Allah y le rezaron como Allah nos cuenta en las historias de Adam, Ibraahim, Musa y otros.

Maymu’ al-Fataawa, 1/182

Ibn al-Qayyim (que Allah tenga piedad de él) dijo:

Esta frase se inserta en el hadiz, pero es un error por parte de algunos de los narradores. Haadi al-Arwaah, 1/89.

Ruqiah es uno de los mejores remedios que el creyente puede usar regularmente.

2 - Con respecto al du'a prescrito para que el musulmán haga, si quiere recitar ruqiah para sí mismo o para alguien más, hay muchos de esos du'as, el mayor de los cuales es al-Faatihah y al- Mi'wadhatain.

Un grupo de compañeros del Profeta (la paz y las bendiciones sean él) emprendieron un viaje hasta que llegaron cerca de una de las tribus árabes. Le pidieron hospitalidad, pero estos se negaron. Entonces el líder de esa tribu fue picado y lo intentaron todo, pero nada lo ayudó. Luego, algunos de ellos dijeron: ¿Por qué no vas con esas personas que se quedan (cerca)? Tal vez algunos de ellos tengan algo que beneficie. Entonces fueron y les dijeron: “Oh, gente, nuestro líder ha sido herido y hemos intentado todo y nada lo ayudó. ¿Alguno de ustedes tiene algo que lo pueda ayudar?”. Uno de ellos dijo: “Sí, por Allah. Le haré una ruqiah, pero por Allah les pedimos hospitalidad y ustedes no nos dieron nada, así que no le haremos una ruqiah a menos que nos den algo a cambio”. Así que acordaron un rebaño de ovejas, luego comenzó a soplarle y recitar Al-Hamdu Lillaahi Rabb il-'Aalamin. El líder se recuperó rápidamente de su queja y comenzó a caminar, como si no tuviera nada malo en él. Obtuvieron lo que habían acordado, y algunos de ellos (los Sahaabah) dijeron: “Compartámoslo”. El que había realizado la ruqiah dijo: “No hagas nada hasta que lleguemos al Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y le contemos qué sucedió, y veremos qué nos dice que hagamos”. Entonces llegaron al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) y le contaron lo sucedido. Él dijo: “¿Cómo sabías qué es una ruqiah?” Después dijo: “Hiciste lo correcto. Compártelo y dame una parte”. Y el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) sonrió. (Narrado por al-Bujari, 2276, y Muslim, 2201).

Se narró que 'A'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “Cuando el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) estaba enfermo, recitaba a Al-Mi'wadhatayn sobre su persona y soplaba secamente. Cuando su dolor se intensificó, lo recité sobre él y le pasé su propia mano, buscando su barakah (bendición).”

Narrado por al-Bujari, 4728; Muslim, 2192

Los du'a que se han narrado en la Sunnah incluyen lo siguiente:

Muslim (2202) narró de 'Uzmán ibn Abi'l-Aas que se quejó al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) sobre el dolor que había sentido en su cuerpo desde que se convirtió en musulmán. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) le dijo: “Pon tu mano en la parte de tu cuerpo donde sientes dolor y di Bismillaah (en el nombre de Allah) tres veces, luego di siete veces "A'udhu bi 'izzat-illaah wa qudratihi min sharri ma ayid wa uhaadhir (busco refugio en la gloria y el poder de Allah del mal que siento y por el que me preocupo)”.

Al-Tirmidhi (2080) agregó: Él dijo: “Hice eso, y Allah me quitó lo que había estado sufriendo, y indiqué a mi familia y a otras personas que hicieran lo mismo”. (Clasificado como sahih por al-Albani en Sahih al -Tirmidhi, 1696)

Fue narrado que Ibn 'Abbaas (que Allah esté complacido con él) dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) solía buscar refugio para al-Hasan y al-Husain, y decía: “Tu ancestro [o sea, Ibrahim, la paz sea con él] solía buscar refugio en Allah para Ismail e Ishaaq con estas palabras: A'udhu bi kalimaat Allah al-taammah min kulli shaitaanin wa haammah wa minikulli 'ainin laammah (busco refugio en el palabras perfectas de Allah, de todos los demonios y todo mal deseo, y de todos los ojos malvados)”. Narrado por al-Bujari, 3191.

Y Allah sabe mejor.

Enviar comentarios