Jueves 7 Rabii' al Awal 1440 - 15 Noviembre 2018
Español

Dividir las oraciones nocturnas en dos partes durante los últimos 10 días de Ramadán

Pregunta

Espero que usted pueda informarme acerca de las opiniones de los eruditos con respecto a dividir las oraciones del tarawih en los últimos 10 días de ayuno de Ramadán, dividiéndolas en dos partes: al comienzo de la noche y al final, como se hace en la mayoría de las mezquitas. Por favor, le agradecería que mencione evidencias si es posible.

Texto de la respuesta

Alabado sea Dios

Lo que es recomendable durante las noches de Ramadán es pasarlas rezando por la noche, mantenerse ocupado con el culto religioso, de tal manera de resaltar estas últimas 10 noches intensificando los actos de culto, buscando el perdón de Dios y Su misericordia, buscando la Noche del Decreto, que es mejor que mil meses. Más aun, la oración del tarawih se considera como una clase de oración nocturna, y se la llama tarawih porque los musulmanes solían tomar breves descansos entre cada módulo de la oración. Por lo tanto, el asunto es amplio, y es permisible para un musulmán rezar la cantidad de módulos que quiera y en el momento de la noche que lo desee. 

Dice en Al-Mawsu’ah al-Fiqhíyah (34/123):

“No hay diferencia de opinión entre los juristas con respecto a que es parte de la Tradición Profética rezar durante las noches de Ramadán, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien pase las noches de Ramadán en oración, con fe y buscando la recompensa de Dios, sus pecados le serán perdonados. 

Los juristas han dicho que la oración del tarawih es una forma de oración nocturna del mes de Ramadán. Por eso es mejor pasar la mayor parte de la noche rezándola, porque es una forma de oración nocturna”. Fin de la cita. 

Lo que muchos imames hacen actualmente, especialmente en las últimas 10 noches del mes de Ramadán cuando dirigen a la gente en la oración del tarawih inmediatamente después de rezar la oración de la noche, y luego vuelven a la mezquita en la última parte de la noche para rezar nuevamente, es algo prescripto y no puede decirse que esté prohibido. No hay razón alguna para sugerir que esto sea desaconsejable. 

Lo que se espera del musulmán es que se esfuerce duro durante las 10 últimas noches de acuerdo a su capacidad. Si el musulmán divide su noche entre la oración, el descanso, el sueño y la lectura del Corán, entonces ha hecho bien. 

El shéij ‘Abdallah Ababatín dijo, tal como se ha narrado en Ad-Durar as-Saaníyah (4/364):

“En respuesta a lo que alguna gente hace cuando objeta a quien reza más durante las últimas 10 noches de Ramadán de lo que lo hace usualmente o de lo que lo hace en los primeros 20 días, podemos decir que quien objeta esto ignora la Tradición Profética, la práctica de los compañeros, de sus discípulos y de los imames del Islam. Hay muchos reportes del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que encomiendan rezar durante la noche en Ramadán, e intensificar estas oraciones particularmente en los últimos 10 días. 

No hay un número específico para rezar en la oración del tarawih, y el tiempo para rezar esta oración de acuerdo a todos los eruditos es después de la oración recomendable que viene después de la oración obligatoria de la noche, hasta que rompe la aurora. Pasar las noches rezando es una Tradición Profética confirmada pues el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) rezó la oración del tarawih durante muchas noches en congregación. Por lo tanto, ¿cómo alguien podría objetar a quien reza más durante las últimas 10 noches de Ramadán cuando fue el mismo Profeta Muhámmad quien enseñó esto? Durante las últimas 10 noches él rezaba al comienzo de la noche tal como lo había hecho al comienzo del mes, a veces un poco, a veces mucho, sin rezar la oración del witr, siempre tomando en consideración a los más débiles y buscando que se limiten a sí mismos a eso. Luego de eso, él realizaba más oraciones en congregación y se refería a todas ellas como ‘qiyám’ o ‘tarawih’. 

Quizá quien objeta esto está confundido por lo que muchos juristas han dicho, que es recomendable que el imam no rece más de una oración que incluya la recitación del Sagrado Corán, a menos que la gente detrás de él prefiera rezar más. La razón que han dado los juristas es que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) desaconsejó severamente a quien dirige a otros en la oración, alargar la oración hasta el punto de que cause dificultades a quienes rezan detrás de él, pero no porque hacer más que esto sea algo desaconsejable en la ley islámica. Por lo tanto, podemos concluir que si la gente detrás del imam quiere oír más de la recitación del Corán o rezar más oraciones, esto es bueno, como fue afirmado claramente en la palabra de muchos eruditos. 

Con respecto a lo que mucha gente hace, de denominar a las oraciones que se hacen al comienzo de la noche como tarawih, y a las oraciones nocturnas ofrecidas después como qiyám, esto indica falta de cultura islámica. Todas estas oraciones son qiyám y todas son tarawih. Las oraciones nocturnas o qiyám del mes de Ramadán son llamadas tarawih porque los musulmanes solían tomar un pequeño descanso cada 4 módulos de la oración rezados, puesto que solían hacer sus oraciones muy largas, y la palabra ‘tarawih’ hacen referencia al verbo descansar o hacer una pausa. 

Algunas personas objetan esto porque es contrario a las costumbres populares de su país y a lo que muchos musulmanes hacen hoy en día. Pero esto es porque ignoran la Tradición Profética y los reportes sobre la práctica de los compañeros, de sus discípulos y de los imames y eruditos del Islam. O quizá piensan esto porque consideran la oración durante los últimos 10 días de Ramadán como una clase de oración de at-ta’qib, que fue considerada como desaconsejable por algunos eruditos. Sin embargo este no es el caso, porque la oración de ta’qib es una oración voluntaria ofrecida en congregación después de terminar la oración del tarawih y del witr. Así es como todos los juristas definieron la oración de at-ta’qib, como una oración voluntaria ofrecida en congregación luego de que ha terminado la oración del witr, y después del tarawih. Queda entonces claro que la oración ofrecida en congregación antes del witr no puede considerarse ta’qib”. Fin de la cita de Izaf Ahl al-Imán bi Mayális Sháhr Ramadán, por el shéij Sálih al-Fawzán. 

En los últimos 10 días del mes de Ramadán los musulmanes incrementan sus esfuerzos en el culto religioso, siguiendo el ejemplo del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y buscando la noche del Decreto, que es una noche mejor que mil meses. Quienes rezan 23 módulos de oración al comienzo del mes y luego lo intensifican durante los últimos 10 días de tal manera que rezan 10 módulos al comienzo de la noche, llamándolo tarawih, luego rezan al final de la noche haciéndolas más largas y luego terminan con los 3 módulos de la oración del witr que es lo que llaman qiyám. Esto es una variación en la forma de denominar a las oraciones, nada más que eso. De hecho todas estas oraciones pueden ser llamadas tarawih o también pueden ser llamadas qiyám. Con respecto a aquellos que rezan 11 o 13 módulos al comienzo del mes y agregan 10 módulos a eso durante los últimos 10 días de Ramadán al final de la noche, haciéndolos más largos, intentando aprovechar la virtud de estos últimos 10 días e incrementando sus esfuerzos en el culto religioso, tienen un precedente entre los compañeros del Profeta y otros que rezaron 23 módulos también, como afirmamos más arriba. Por lo tanto, combinan dos opiniones: la opinión que favorece la idea de ofrecer 13 módulos durante los primeros 20 días del mes y la opinión que favorece ofrecer 23 módulos durante los últimos 10 días del mes. 

Para más información, por favor consulta la respuesta a la pregunta No. 82152.

Y Allah sabe más.

Enviar comentarios